Copamiento y rapiña

Un hombre joven y encapuchado se presentó en la casa de una conocida abogada el pasado viernes para rapiñarla. La amenazaba con un arma de fuego y solo pedía dinero. La mujer estaba con su hermana y varios niños que fueron hacia el fondo de la vivienda. Por haber trabajado años como defensora de oficio, la mujer se mantuvo bastante calma y logró que el sujeto se fuera sin causar más daños. El hecho conmocionó a los vecinos del barrio.

Contenido publicitario