Dos jóvenes de 18 y 19 fueron detenidos en San Carlos por incendiar vehículos y vender drogas

Se realizaron seis allanamientos simultáneos en casas donde se comercializaban drogas

Desde hace unas semanas, personal del Área de Investigaciones de la Zona Operacional III de la ciudad de San Carlos, se encontraba abocado al esclarecimiento de varios incendios intencionales de vehículos estacionados en la vía pública.
Los incendios se habían registrado el 5 de noviembre en Tomás Berreta y 4 de octubre, el 11 de noviembre en González Olaza y Tomás Berreta, el 14 de noviembre en González Olaza y Tomás Berreta y el 19 de noviembre en Tomás Berreta y 4 de octubre.
En base a información recabada durante la investigación además de las filmaciones de las cámaras de seguridad del Centro de Comando Unificado y otras aportadas por particulares, se logró establecer que el autor de estos incendios era un joven de 18 años llamado Marcos Mauricio Pérez Escudero, poseedor de antecedentes.
Los investigadores también pudieron establecer que Pérez Escudero se relacionaba con personas que regenteaban varias casas de la ciudad en las que se comercializaban sustancias estupefacientes.
De esto se informó a la Fiscal de 1er Turno de San Carlos, la que solicitó a la Jueza Letrada de 1er Turno varias órdenes de allanamiento para las fincas en cuestión como así también la orden de detención del autor de los incendios.

Allanamientos
El día 20 de noviembre y munidos con las órdenes respectivas, se realizaron seis allanamientos en simultáneo en la ciudad de San Carlos. Durante los mismos, además de Pérez Escudero también fue detenido D.I.G.S. de 19 años, poseedor de antecedentes quien estaba a cargo de la comercialización de las sustancias en algunas de las casas allanadas. Las otras personas que fueron intervenidas durante los allanamientos recuperaron la libertad.
También se incautaron diecinueve envoltorios de clorhidrato de cocaína, treinta y cinco mil ochocientos cuarenta pesos uruguayos, once dólares estadounidenses, un DVR, diez celulares, un revolver calibre 38 con numeración suprimida, seis municiones de revolver calibre 38, una pistola de aire comprimido, una bicicleta (que usaba por Pérez Escudero para trasladarse), ropas varias que usaba al momento de prender fuego los vehículos y una garrafa de 13 kilos (la cual fue reconocida como hurtada en una casa el 19 de noviembre en San Carlos).
En una audiencia en la Sede del Juzgado Letrado de 1er Turno de San Carlos, se dispuso la condena de Marcos Mauricio Pérez Escudero como autor penalmente responsable de la comisión de reiterados delitos de Incendio, en reiteración real con un delito de receptación, a la pena de trece meses de prisión de cumplimiento efectivo. En tanto D.I.G.S resultó formalizado por la presunta comisión de un delito de negociación de estupefacientes, debiendo cumplir prisión preventiva por el lapso de ciento veinte días.
El parte policial aclaró que los vehículos incendiados eran elegidos al azar por Pérez Escudero y que sus propietarios no estaban relacionados de ninguna forma con las actividades ilícitas de los imputados.