El intendente y varios directores recorrieron diferentes obras

En el marco de una recorrida realizada ayer por diferentes obras, el intendente Enrique Antía afirmó que “invertir en grande permite ahorrar dinero en mantenimiento y evita el desgaste de la maquinaria”. Con la ejecución de más dos kilómetros de carpeta asfáltica se mejorará el desplazamiento de los camiones que circulan por el Camino Aborgama además de “beneficiar a todos los vecinos de la zona”.
El jefe comunal destacó que los trabajos de caminería “son bien importantes para el departamento. En este caso, “se gastaban 90 mil dólares anuales en reparaciones y el mal estado del camino provocaba daños al sistema de control que tienen los camiones recolectores de residuos”.
De acuerdo a los datos aportados por el director general de Obras y Talleres, Jesús Bentancur, la obra requirió del aporte de tosca, arena y greda, además de la colocación de 3530 toneladas de carpeta asfáltica de 10 centímetros de espesor. Tras cuatro meses de trabajo, las tareas se completaron con el acondicionamiento de cunetas, pluviales y la colocación de 120 metros de caños en las entradas y cruces de calles.
Por otra parte, Antía recordó que ya “está todo pronto para empezar con los arreglos en el camino que une Izcua con Garzón y también se licitarán otras zonas cercanas al Corte de la Leña y Cañada Bellaca donde se cubrirán unos 20 kilómetros”.

dinero en mantenimiento y evita el desgaste de la maquinaria”. Con la ejecución de más dos kilómetros de carpeta asfáltica se mejorará el desplazamiento de los camiones que circulan por el Camino Aborgama además de “beneficiar a todos los vecinos de la zona”.
El jefe comunal destacó que los trabajos de caminería “son bien importantes para el departamento. En este caso, “se gastaban 90 mil dólares anuales en reparaciones y el mal estado del camino provocaba daños al sistema de control que tienen los camiones recolectores de residuos”.
De acuerdo a los datos aportados por el director general de Obras y Talleres, Jesús Bentancur, la obra requirió del aporte de tosca, arena y greda, además de la colocación de 3530 toneladas de carpeta asfáltica de 10 centímetros de espesor. Tras cuatro meses de trabajo, las tareas se completaron con el acondicionamiento de cunetas, pluviales y la colocación de 120 metros de caños en las entradas y cruces de calles.
Por otra parte, Antía recordó que ya “está todo pronto para empezar con los arreglos en el camino que une Izcua con Garzón y también se licitarán otras zonas cercanas al Corte de la Leña y Cañada Bellaca donde se cubrirán unos 20 kilómetros”.

Riego asfáltico
La recorrida también llegó a La Capuera, donde se desplegó seis kilómetros de riego asfáltico en la principal vía de tránsito que según informó la web comunal tuvo un costo de más de un millón de dólares.
En ese sentido, el director general de Obras y Talleres de la IDM, Jesús Bentancur, sostuvo que se trata de la zona más transitada del barrio, además de significar el lugar de ingreso y egreso del transporte colectivo de pasajeros. Bentancur añadió que “los vecinos también nos pedían esta solución por el polvo que se levantaba e ingresaba a sus hogares”. A estos trabajos se sumó el arreglo de los pluviales, otro tema fundamental para la zona.
La pavimentación requirió la aplicación de material granular y un tratamiento bituminoso doble en una extensión de 6 mil metros de longitud. También se efectuaron tareas adicionales: perfilado de cunetas y la colocación de caños, a los efectos de optimizar el escurrimiento superficial de las aguas pluviales y garantizar la durabilidad de la obra.