FA denunció “estado deplorable” de los animales en la Reserva de Pan de Azúcar y la respuesta no se hizo esperar: “mala intención” y “maniobra política”

Jorge Píriz, director de Gestión Ambiental, señaló que las fotos que circularon en las redes son de hace más de un año y fueron armadas

En las últimas horas imágenes de animales muertos y refrigerados, algunos con vida, pero heridos y otros agonizando en la Reserva de Flora y Fauna Autóctona del Cerro Pan de Azúcar, inundaron las redes sociales. Estas fueron acompañadas por una denuncia de ediles departamentales y concejales que junto al diputado Eduardo Antonini, del Frente Amplio, indicaron que “ante una sucesión de graves hechos que vienen ocurriendo en la Estación de Cría de fauna autóctona Uruguay Tabaré González” pedirían a los ministerios de Ambiente (MA) y Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) información.
Matías Laureiro, veterinario y coordinador de la Estación de Cría habló con Correo de Punta del Este al respecto y dijo que las imágenes de venados muertos tienen más de un año y forman parte de una investigación y aseguró que fueron “malintencionadas”.
Por su parte, la edila del Frente Amplio, Mary Araujo, que hace unos años fue directora de la reserva, comentó a este medio que las imágenes difundidas son de 2021 cuando “se dio una mortandad como de 40 venados” por la que se abrió una investigación administrativa que “parece que no determinó nada”.
El veterinario informó que la cantidad de animales que se pueden ver en la imagen murieron y se acopiaron en el freezer “en un lapso de ocho o nueve meses”.
Según explicó, efectivamente cuando los animales mueren en la reserva son guardados en un freezer, ya que se envían a la Facultad de Veterinaria de la Universidad de la República (Udelar) para que los alumnos realicen estudios, en el marco de un convenio con la institución.
Cada animal tiene una ficha técnica que explica cuál fue la causa de su muerte, indicó. Todos, por protocolo, pasan por una necropsia, aseguró; esto es uno de los hechos que la edila Araujo denunció por falta de información al respecto. “No sabemos si se hizo necropsia y ha habido denuncia de los propios funcionarios al alcalde y no se ha tomado ninguna medida”, expresó la jerarca.

Investigación administrativa
El veterinario remarcó que no se sabe quién sacó esas fotos ni por qué se difundieron en las últimas horas, pero aseguró que las autoridades de la reserva están realizando una investigación administrativa.
Sobre un video que muestra a un animal en estado de agonía, Laureiro explicó que las hembras primerizas pueden parir crías prematuras, lo que hace que las mismas no logren desarrollarse normalmente y terminen muriendo. A la vez, detalló que estos animales tienen “un índice elevado de consanguinidad y la endogamia puede ser un factor que influya en nacimientos prematuros”.

“Estado deplorable”
Los ediles y concejales denunciaron que el estado de los animales en la reserva es “deplorable”, y expresaron que algunas especies se han extinguido. Según indica el comunicado compartido con la prensa, la reducción de la población de algunas especies autóctonas alcanzaría “hasta el 50%”.
Por su parte, el edil del Partido Nacional, Luis Artola, indicó que “hoy no pasa más que las muertes normales que pasan siempre” y sostuvo que “cuando el Frente Amplio entregó (la reserva) había 60 venados de campo y hoy hay 120”. Esto también lo confirmó el veterinario, quien indicó que la población asciende a 133. Actualmente en la reserva hay un total de 230 animales de 35 especies.
“La efectividad de reproducción es alta, y nosotros en la reserva tratamos a los animales con mucho respeto y mucho cuidado, y ningún trabajo en la reserva es improvisado. La población ha bajado, pero es porque tenemos animales muy viejos”, resaltó Laureiro y agregó que hay gatos monteses que tienen 21 años.
Artola acotó que las imágenes difundidas “son malintencionadas porque no son de ahora”.

 

Los pecaríes que se comen entre sí
Otra de las cosas que denuncian los jerarcas es el hacinamiento de pecaríes “que se matan entre sí e incluso se alimentan comiéndose a sus propias crías en vista del público”. Laureiro explicó que “el canibalismo es un comportamiento natural que pasa en varias especies”.
El hecho de que los machos pecaríes se coman a las crías de otros machos es algo común entre la especie, “lo hacen para cuidar su descendencia, no por falta de comida”, dijo. Esto, no se controla desde la reserva porque “cuanto más libres estén los animales y menos los toquemos mejor será para la especie”, agregó.

Fotos internas y un componente humano
También se denunció el ataque de la mosca de la bichera a varios animales y se mostró fotos de algunos ejemplares que fueron curados.
El veterinario aclaró que es común que en épocas de calor la mosca ataque a los animales que presentan alguna herida y que en muchos casos se pueden tratar, pero en otros, en el que los animales, por silvestres, no se dejan agarrar, no pueden ser tratados con facilidad, ya que para agarrarlos deben tirarles con dardos tranquilizantes y eso les genera estrés.
“Evidentemente las fotos que circularon son fotos internas y tienen un componente humano que deben tener intereses que no son por los animales”, remarcó.
Araujo expresó estar muy preocupada por el tema y destacó que “no puede ser que no puede llegar la bichera a ocupar un lugar en un animal del tamaño de un puño de una mano, porque eso quiere decir que pasó mucho tiempo sin ser atendido y eso quiere decir que hay omisión de asistencia”.
En la denuncia de los ediles y concejales se destaca que hay “aparente omisión de asistencia y/o malapraxis en la atención veterinaria de los diferentes animales”.

 

El debate por el viaje de Malú a Argentina


Por otro lado, también se denunció la falta de información acerca del traslado internacional de la última yaguareté joven nacida en la reserva, llamada Malú. El ejemplar fue enviado a una reserva en Corrientes, Argentina, para participar de un proyecto de reproducción. “Para nosotros fue una oportunidad enorme, porque eso nos abre una ventana para trabajar en conservación”, sostuvo Laureiro.
La edila Araujo contó que “el traslado se hizo la madrugada del 12 de enero a las 2 de la mañana y se transparentó el 21 de enero porque, según dijeron, el traslado y la cuarentena habían salido bien. Pero no sabemos si hay un convenio firmado y aparentemente no lo hay”. A raíz de este hecho, ediles del Frente Amplio hicieron un pedido de informes para saber qué rol cumplieron los ministerios de Ambiente y de Ganadería, Agricultura y Pesca; así como qué intervención tuvo en el traslado el Instituto Nacional de Bienestar Animal, informó Araujo.
“Queremos saber cuándo se tomó la decisión de dejar de reproducir al jaguar en la estación de cría. Nosotros estamos de acuerdo con que las especies silvestres vuelvan a su medio pero no estamos de acuerdo con que como departamento renunciemos a reproducir la fauna autóctona.”, remarcó la edila.
Sin embrago, en horas de la noche el exalcalde de Piriápolis, Mario Invernizzi sostuvo en su cuenta de Twitter, bajo el título Nobleza Obliga, que el traslado de Malú fue realizado en base a un convenio marco firmado por él y avalado por todas las autoridades competentes.
Por su parte, el veterinario enfatizó en que “esto fue un verdadero aporte a la conservación, porque si a Malú no la llevábamos para Argentina estaba condenada a vivir en encierro el resto de su vida, y hoy está en 30 hectáreas y sus crías se van a criar en libertad”.

Puesta en escena y maniobra política

A todo esto, el director de Gestión Ambiental aseguró que es una lástima que diputados y actores políticos del Frente Amplio no se hayan tomado la molestia de llamar, como lo hacen siempre, para consultar el estado de los animales en la EFCFA antes de denunciar públicamente el tema.
Jorge Píriz señaló que las fotos que circularon en las redes son de hace más de un año y fueron armadas. A raíz de esto se inició una investigación administrativa y agregó que los videos que se muestran tienen una explicación técnica.
Incluso recordó que el decano de la facultad de veterinaria hizo una inspección en la reserva y dijo que los procedimientos y el estado de la misma se encontraba en excelentes condiciones.
Salió al cruce también de versiones que hablan de pérdida de venados y sostuvo que habían 60 cuando en 2015 gobernaba el Frente Amplio y ahora hay 130, preguntándose que se hizo antes.
Desestimó que el traslado de la Yaguareté a Argentina se haya realizado sin contar con los avales y documentos y disparó que se comenzó el trámite cuando fue firmado por el exalcalde Mario Invernizzi, del MPP.
El jerarca sostuvo que la situación no es ni cerca de lo que se dice y agregó que es una lástima que estén tan mal informados.

Abajo, uno de los videos difundidos hoy