El Fiscal Alejandro Machado solicitó este lunes una pena de 11 años de prisión para el empresario argentino Marcelo Balcedo, a quien consideró autor de un delito continuado de lavado de activos, reiterados delitos de contrabando, un delito de tráfico internacional de armas de fuego, municiones, explosivos y otros materiales. Para su esposa, Paola Fiege, solicitó 10 años de prisión por ser autora penalmente responsable de un delito continuado de lavado de activos y reiterados delitos de contrabando. El fiscal pidió también el decomiso de todos los bienes del matrimonio que se incautaron en su momento.
El escrito de la Fiscalía asegura que “con el producido de su actividad precedente ilícita (proveniente de las maniobras extorsivas de afiliación compulsiva al Sindicato de Obreros y Empleados de la Minoridad y la Educación, apropiación indebida de sumas millonarias por parte de Balcedo de dicho sindicato así como la vinculación de ambos co-imputados con la organización criminal denominada: “B.L.M.” la cual se dedica al narcotráfico), Balcedo y Fiege compraron bienes inmuebles y muebles de gran valor comercial así como dos aeronaves, entre otros, convirtiendo de este modo el dinero mal habido y otorgándole apariencia de licitud a los bienes por ellos adquiridos”.

Testaferros
Según el fiscal, “muchas de esas adquisiciones se realizaron a través de múltiples empresas de las que los imputados eran propietarios. Dichas sociedades actuaban mediante testaferros (tales como B., D.C. y P.), los que eran allegados y tenían sin lugar a dudas un vínculo con los hoy acusados, prestándose para actuar como representantes legales de las empresas. En tal sentido, las sociedades fueron conformadas para ocultar el verdadero origen y propiedad real de los bienes, productos u otros derechos relativos a los mismos, procedentes de la actividad ilícita que desarrollaran los imputados”, agregó.
En caso de que el magistrado acceda al pedido, a esos 11 años solicitados deberá descontar la prisión preventiva que el sindicalista cumple en Montevideo. Su esposa permanece en la casa de Playa Verde conocida como El Gran Chaparral cumpliendo prisión domiciliaria.

Contenido publicitario