Fiscalización de tránsito electrónico: aún falta instalar entre ocho y nueve radares

El jefe comunal resaltó el alto nivel de acatamiento a las normas del sistema que ha llevado a la disminución de accidentes y choques violentos, lo que calificó como “excelente”

El intendente Enrique Antía evaluó junto al equipo de Tránsito de la Intendencia el sistema de fiscalización de tránsito electrónico. El equipo analizó el proyecto e inquietudes de conductores y vecinos de Maldonado, para chequear el sistema y ajustar detalles en caso de ser necesario, según informó el intendente.
Autoridades de la Dirección General de Tránsito y Transporte y representantes de las direcciones de Urbanismo, Planeamiento y Obras analizaron junto a Antía el proyecto. A la reunión asistieron el director general de Tránsito y Transporte de la IDM, Juan Pígola, el subdirector de esa Área, Eduardo Aguiar, así como integrantes de la dirección y del equipo de sistema de fiscalización. Asimismo, estuvieron presentes el secretario general de la IDM, Luis Eduardo Pereira, y los directores generales de Urbanismo, Soledad Laguarda, Planeamiento, Roberto Chiacchio, y Obras, Darío Camacho.
El intendente resaltó el alto nivel de acatamiento a las normas del sistema que ha llevado a disminución de accidentes y choques violentos, lo que calificó como “excelente”.
Según dijo, una mayor evaluación se hará en los próximos seis meses. La clave para mejorar el sistema es analizar zona por zona y buscar en cada una de ellas la perfección del sistema que aún se está instalando –faltan entre ocho y nueve radares aún por instalar– además de 10 localizadores en rutas nacionales que ya están funcionando y enviando información.

Cosas para mejorar
El intendente hizo referencia a algunas inquietudes de los conductores de Maldonado, como por ejemplo el destello de los radares en los semáforos. Sobre eso dijo que “cuando se detiene un vehículo en un semáforo y se pasa por escasos centímetros la raya blanca que determina dónde se debe frenar, el radar destella, pero esto no implica que multe. Sin embargo, “si el conductor cruza con amarilla la raya, eso sí califica como infracción”.
Mencionó que aún hay lugares donde la cartelería contiene errores porque es cartelería antigua y resulta contradictoria con la nueva que se ha instalado y sostuvo que se hará un relevamiento de todos los elementos colocados.
Además dijo que se detectó un problema con los birodados, ya que, por ejemplo en el semáforo de Bulevar Artigas y Avenida Aiguá, la mayor violación de las normas se dan por este tipo de vehículos.