Formalizado por homicidio, negociación de estupefacientes y tráfico interno de armas

Se trata de un hombre de 31 años, poseedor de antecedentes penales que deberá cumplir prisión preventiva por 180 días; está acusado de ser el asesino de Franco Torres cuyo cuerpo calcinado fue hallado días atrás

M.JN.D. de 31 años, poseedor de antecedentes penales deberá cumplir la medida cautelar prisión preventiva por el término de 180 días, luego de que se formalizara la investigación por la presunta comisión de un delito de homicidio, en reiteración real con un delito continuado de negociación de estupefacientes, un delito de tráfico interno de armas y municiones, en concurrencia formal con un delito de tenencia de arma de fuego por reincidente.
Este hombre es el presunto autor del homicidio de Franco Torres, quien estaba denunciado como desaparecido, cuyo cuerpo apareció calcinado en el puente de la vía férrea, de la calle Virrey Pedro del Zeballos, de la ciudad de San Carlos.
Personal de Investigaciones de Zona Operacional III que investigaba la desaparición de Torres concluyó que, una vivienda ubicada en la calle Virrey Pedro Zeballos, era el lugar donde Torres había sido ultimado. En una inspección realizada en la casa la policía tomó varias muestras, entre ellas cuatro colillas de cigarrillo, seis hisopos con muestras de sangre, una caldera con tapa y un pantalón, que permitieron, luego de realizadas las pericias correspondientes, ubicar en el lugar al fallecido y a M.J.N.D. El 3 de diciembre en momentos que personal de URPM III se encontraba realizando recorridas y puesto de observación en varios puntos de la ciudad de San Carlos en procura del requerido, lo avistaron caminando por Fernández Chávez y 25 de agosto. Al percatarse de la presencia policial intentó darse a la fuga pero sin éxito.

La otra parte
Pocos días antes, el 30 de noviembre, este mismo hombre se había escapado de la policía corriendo por el patio de un vecino. Esto sucedió ya que efectivos de Investigaciones habían tomado conocimiento de que en su casa, ubicada en la calle 4 de octubre del barrio Lavagna, se comercializaban estupefacientes, se compraban efectos robo y se habían escuchado disparos de arma de fuego. Enterada de esta información, la Fiscalía Departamental 1er de San Carlos, dispuso actuaciones para la investigación y solicitó al Juez Letrado de 2do Turno una orden de allanamiento para el lugar que se concretó el 1 de diciembre. Ese día personal de investigaciones Zona III, PADO III, URPM III y personal de Secc. 2da realizaron el allanamiento en presencia de la pareja del ahora acusado. Allí incautaron un revólver Marca Rossi, 77 envoltorios de clorhidrato de cocaína, una bolsa de nylon conteniendo sustancia vegetal prensada, celulares, dinero en pesos uruguayos de distinta denominación, 1 vaina calibre 22, dos motos y un carro de mano, tres bordadoras y dos parlantes, 1 bicicleta marca Trek y dos televisores. En el lugar trabajó también personal de Policía Científica quienes realizaron el relevamiento fotográfico de los efectos mencionados. Fue en ese momento que M.J.N.D se dio a la fuga por el patio del vecino. Luego de todo esto es que la justicia dispuso la pena informada al comienzo de esta nota.