Guardavidas han realizado doscientos rescates desde el 1º de diciembre a la fecha

El coordinador de la Brigada de Guardavidas, Carlos Curbelo, reconoció que la demanda laboral supera ampliamente a la desplegada durante la pasada temporada de verano "porque Punta del Este explotó con la cantidad gente que llegó”

La Brigada de Guardavidas de Maldonado, compuesta por trescientos trabajadores distribuidos en 86 puestos existentes a lo largo de la zona costera, en el arroyo San Carlos y en la Laguna del Sauce, llevan realizados doscientos rescates y setenta asistencias desde que se comenzó a prestar el servicio el pasado 1º de diciembre.
El coordinador de la Brigada de Guardavidas, Carlos Curbelo, reconoció que la demanda laboral supera ampliamente a la desplegada durante la pasada temporada de verano. “Venimos desarrollando un trabajo arduo y con más intensidad que en años anteriores porque Punta del Este explotó con la cantidad gente que llegó y a esta altura de enero ya llevamos 200 rescates y 70 asistencias”.
En una nota publicada por Correo de Punta del Este en el pasado mes de marzo, en la que se daban a conocer los números del balance de la temporada se informaba que hasta la fecha habían sido 180 rescates mientras que la cifra de personas rescatadas ascendía a 230.

Ojos bien abiertos
Los guardavidas “han realizado rescates y maniobras de primeros auxilios en varias oportunidades, están atentos a lo que sucede con las embarcaciones o con aquellas personas que salen a practicar deportes acuáticos y también colaboran cuando se dan situaciones con niños perdidos en la playa, entre otras asistencias”, explicó Curbelo.
Además, remarcó la importancia de trabajar de manera coordinada y valoró como “muy positivo” el trabajo realizado junto a las emergencias móviles y las fuerzas vivas del departamento antes de la temporada porque “está dando sus frutos”. “Estamos en comunicación permanente con todas las partes, incluida la Policía, Prefectura Nacional Naval y el Centro de Comando Unificado (CCU).
También recordó que la Brigada de Guardavidas capacitó al personal perteneciente a estos organismos durante el invierno con la finalidad de brindarles herramientas y prepararlos, al tiempo que “varios de los efectivos que hicieron los cursos ya realizaron intervenciones y maniobras de Reanimación Cardiopulmonar (RCP)”.