jefatura

En horas de la tarde de este domingo, el juez en lo Penal de 10mo turno dispuso el procesamiento con prisión de Edgardo Sebastián Hermo Ferreira, de 25 años, poseedor de antecedentes penales, imputado por la presunta comisión de un delito de hurto.

El individuo había sido detenido en la madrugada de ese día cuando se desplazaba por la Ruta 37 en bicicleta con una desmalezadora. La Policía lo detuvo para identificarlo y el sujeto dio respuestas dudosas por lo que fue detenido y derivado a Dependencias policiales para su averiguación.

Momento después se recibió la denuncia del hurto de la maquina y de un teléfono celular, siendo ambos objetos recuperados.

 

Arresto ciudadano

El mismo magistrado también dispuso el procesamiento con prisión de Eduardo Miguel Rodríguez Alaniz, de 25 años, poseedor de antecedentes penales, por la presunta comisión de un delito de violación de domicilio en concurrencia fuera de la reiteración con un delito de hurto en grado de tentativa.

En la tarde del pasado sábado 29 de abril se produjo un arresto ciudadano en una finca ubicada en la calle Colonia esquina Soriano. El propietario del lugar atrapó a un individuo que ingresó a su casa con intenciones de hurto. Luego contó que ya lo había visto sentado en la vereda del vecino y que momentos después escuchó un ruido en el fondo de su casa. Cuando vio al intruso fue a reducirlo y constató que había provocado daños en una puerta. En un terreno lindero se encontró una bolsa con ropas varias propiedad del denunciante.

Finalizada la etapa de averiguación, el reo fue trasladado al resort Las Rosas.

Rapiñas

En la mañana del sábado pasado un ciudadano denunció haber sido víctima de una rapiña mientras transitaba por la calle Ventura Alegre casi José Joaquín Viana. Un sujeto se le presentó y mediante golpes de puño le sustrajo la billetera en la que llevaba documentos y 1.500 pesos uruguayos.

En horas de la tarde el trabajador de un ciber ubicado en la calle Solís denunció haber sido víctima de otra rapiña. Dijo que ingresó al local un individuo que mediante amenazas verbales, y simulando tener un arma tapada con un buzo, le exigió la recaudación del local, que ascendía a 3.000 pesos uruguayos. Los investigadores del Distrito II están a cargo del caso.

 

Contenido publicitario