La magistrada Penal subrogante de 4º Turno dispuso este miércoles la condena de un hombre de iniciales G.L.M.P., de 18 años de edad, como autor penalmente responsable de un delito de hurto agravado en grado de tentativa a la pena de tresmeses y quince días de prisión. El sujeto había sido detemidos por vecinos antes de que llegara la Policía.
El hecho ocurrió en horas de la mañana de la mañana de antes de ayer. La Policía fue alertada de que en Camino de los Gauchos y Zufriategui había un arresto ciudadano y un móvil se dirigió al lugar. Los efectivos se entrevistaron con el denunciante, un repartidor, que manifestó que se encontraba realizando descarga de mercadería de su camión cuando un desconocido aprovechó un descuido para echar mano a una “funda de agua” y se dio a la fuga. El repartidor salió en su persecusión y logró detenerlo; no es fácil correr cargado y llegar primero. La Policía se hizo cargo del ladronzuelo, que ya está reahabilitándose en el paraje Las Rosas.

Bagatelero
La misma magistrada dictó sentencia y condenó a Sergio Angelo Aguilera Albornoz, de 41 años de edad, poseedor de antecedentes penales, como autor penalmente responsable de un delito de hurto especialmente agravado en grado de tentativa. Lo envió a cumplir la pena de siete meses de prisión, con descuento del tiempo de detención cumplido.
El pasado martes 9, en horas de la mañana, personal del Servicio de Emergencia 911 recibió el aviso de que en la calle 5 de junio de La Capuera alguien se había introducido en una finca con fines de robo. Un móvil policial fue de inmediato y se constataron daños en puerta de la vivienda. A unos metros fue avistado un sujeto, que fue detenido y derivado a la Seccional, conjuntamente con efectos que había robado, a saber: una válvula de garrafa y comestibles, entre otras cosas.
Más tarde la Policía recibió la denuncia formal de hurto y los damnificados reconocieron como propios los efectos recuperados.

Contenido publicitario