Pacto Oceánico del Este: una iniciativa que pretende fortalecer lazos entre pescadores artesanales, locales gastronómicos y consumidores

Una de las claves de esta iniciativa es sacar presión a las especies más demandadas -por ejemplo, a la brótola-, procurando un consumo consciente y estacionario de las distintas especies

ARTESANALES. La iniciativa se preocupa de cuidar tanto al recurso natural como la labor de los pescadores.

Desde hace casi una década, la Corporación Gastronómica de Punta del Este, se encuentra trabajando en el incentivo del consumo de productos locales a través de la conformación de un Mapa de Sabores, a través del cual se busca posicionar al departamento de Maldonado bajo el concepto “Territorio Gastronómico”, donde la gastronomía evidencie y profundice su rol central en el atractivo turístico del destino.
Con el cometido de promover la pesca artesanal como valor y patrimonio local -logrando a partir de ella uno de los productos locales de mayor calidad en nuestros restaurantes- es que surge Pacto Oceánico del Este; una iniciativa en conjunto con el Grupo Pescar, que pretende fortalecer los lazos entre pescadores artesanales, locales gastronómicos y consumidores.
Pacto Oceánico tiene tres pilares: por un lado, generar sensibilización y difusión de la actividad, otorgándole mayor protagonismo al producto local, acercando -al turista y a la comunidad en general- la información y la posibilidad de acceder a los mejores productos frescos del mar.
Por otra parte, busca generar mejoras en la eficiencia de captura del producto, y en las condiciones de trabajo de los pescadores, teniendo en cuenta que más de 400 personas viven de esta actividad solamente en el puerto de Punta del Este.
Finalmente, como tercer pilar, un componente fundamental del proyecto son las acciones de acercamiento de los niños de distintas instituciones educativas hacia la actividad de la Pesca Artesanal y el hábito de consumo del producto desde temprana edad.

Claves
Pacto Oceánico pretende fomentar una gestión sustentable de la actividad y sus productos mediante el agregado de valor a lo largo de toda la cadena, desde la pesca al consumidor final. Comenzando por promover la comercialización de especies no típicas a través de la difusión de las distintas cualidades de la fauna marina autóctona, tendiendo un puente de mayor cercanía y conocimiento mutuo entre el pescador y los gastrónomos locales, para luego incentivar el hábito de su consumo en la comunidad en general.
Una de las claves de esta iniciativa es sacar presión a las especies más demandadas -por ejemplo, a la brótola-, procurando un consumo consciente y estacionario de las distintas especies, lo cual incentive al productor a la búsqueda de una pesca de calidad y no de cantidad, con el fin de cuidar tanto al recurso natural de nuestras costas como a la labor de nuestros pescadores.
En este sentido, y gracias al apoyo del Ministerio de Industria, Energía y Minería y al apoyo técnico de DINARA (Dirección Nacional de Recursos Acuáticos del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca), Pacto Oceánico y LATU, han iniciado un proceso para trabajar en las buenas prácticas y recomendaciones para los diferentes eslabones de la cadena de la pesca artesanal de Punta del Este y las Unidades Productivas (UP) que la integran.

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre