Sanatorio Semm Mautone recibió por parte de UNIT la renovación y ampliación de los certificados de su Sistema de Gestión de Calidad

La institución médica recibió por parte de UNIT la renovación y ampliación de la certificación de su Sistema de Gestión de Calidad, a las áreas de Atención Ambulatoria de Maldonado y periféricas, Facturación, Contaduría, Administración de Socios y Afiliaciones, conforme a la norma UNIT – ISO 9001:2015.
El presidente del Sanatorio Mautone, Dr. Gustavo Rodríguez, indicó que en un proceso de diez años se ha venido logrando el certificado de calidad, UNIT ISO 9001 en diferentes sectores de la institución. Y cada vez que se logra una etapa con esas normas, se vuelve a recertificar los sectores anteriores.
“Hoy es más fácil establecer lo que nos falta cuando prácticamente está toda la institución certificada”, aseguró.
El alcance con estas normas de gestión y mejoras continuas permiten cubrir prácticamente todo el sanatorio en cuanto a los procesos asistenciales y muchas de las áreas de carácter administrativo. Restan aspectos en la parte comercial y en el sector de poliquimioterapia, indicó. “Es un largo camino que llevó al Mautone a una tarea innovadora en esta materia, en cuanto a concebir la calidad de servicios. “Fuimos una de las primeras instituciones en concebir que la calidad tiene que ser algo que baje de la dirección, con un fuerte compromiso de esta hacia toda la institución”, sostuvo Rodríguez.

DE CALIDAD
Explicó, que se advirtió la necesidad de una gerencia de calidad, de la misma forma en que se tiene en materia financiera, contable o una dirección técnica que se encargue de la supervisión y las respectivas auditorías de calidad.
Rodríguez destacó además la importancia de tener a la Ingeniera Carolina Zamarripa desde el inicio del proceso de mejora en cuanto a la calidad, siendo una experta y con la cual se trabaja muy a gusto, dijo.
Por otro lado, se debe entender que en el momento de hablar de calidad en temas de salud, se debe referir a los atributos tales como: accesibilidad y equidad, entendido esto último como la forma de brindar a los ciudadanos lo que necesita cada uno de ellos. Y debe ser en tiempo y forma, aseguró.
“También se deben reconocer errores y capitalizarlos en favor de las mejoras, haciendo que sea un sistema vivo y se mantenga día a día. Eso permite una buena utilización de los recursos, habiendo una no calidad que representa verdaderos costos. Cuando no se gerencia correctamente o mal administrados repercuten en el tipo de servicios que se brindan”, explicó el profesional.
Los procesos deben ser bien establecidos y auditados, demostrados en una realidad, con una calidad que se certifica, sostuvo.

En base a FM Gente