SCJ deberá confirmar o anular sentencia que condena a la firma concesionaria del Argentino Hotel a pagar casi un millón de dólares

El tribunal de apelaciones en lo civil de 6º turno condenó a Nifelar Sociedad Anónima al pago de 672.936 dólares más IVA; la demanda fue radicada por Jorge González Perdomo, un experto en finanzas que asesoró a la firma en un trámite de exoneración de impuestos ante la Comisión de Aplicación de la Ley de Inversiones

La Suprema Corte de Justicia en las próximas semanas deberá confirmar o anular el fallo del pasado 13 de marzo del tribunal de apelaciones en lo civil de 6º turno que condenó a la firma Nifelar Sociedad Anónima, concesionaria del Argentino Hotel de Piriápolis, al pago de 672.936 dólares más IVA a Jorge González Perdomo, un experto en finanzas que la asesoró en un trámite de exoneración de impuestos ante la Comisión de Aplicación de la Ley de Inversiones (COMAP).
La suma en cuestión -según el fallo de alzada- debe ajustarse de acuerdo al decreto ley 14.500 por lo que el monto ajustado al presente casi alcanza el millón de dólares.
El tribunal de apelaciones se expidió sobre un fallo en primera instancia del 17 de julio de 2023 del entonces juez letrado de primera instancia en lo civil de 9º turno, doctor Alejandro Recarey Mastrángelo, quien había desestimado el millonario reclamo.
Al radicar la demanda civil, González Perdomo sostuvo que el 22 de febrero de 2018 firmó con Nifelar Sociedad Anónima un contrato de arrendamiento de servicios a los efectos de diseñar un proyecto de inversión.
El experto dijo que cumplió con lo acordado en el referido contrato lo que le permitió a la empresa concesionaria poder presentar un plan de inversión, el que, por su monto, le permitió acceder a una millonaria exoneración de tributos.
González Perdomo agregó que la demandada no solo no cumplió con lo acordado en el contrato sino que, además, alegando “pretextos absurdos” promovió en el juzgado civil de 14º turno un proceso para tratar de obtener la nulidad por “vicio de consentimiento”.
“La contraria no cumplió lo convenido, alegando pretextos absurdos, por lo cual promovió una diligencia preparatoria y posterior juicio ejecutivo (expediente IUE: 2-10648/2020), en el cual se entendió que debía estarse al desconocimiento de firma y que correspondía acudir a la vía correspondiente, por lo cual acude a promover los presentes procedimientos”. Este planteo, según el demandante, fue rechazado por el citado juzgado.

Cuotas
González Perdomo, en su demanda, explicó que ambas partes acordaron el pago de un monto fijo que debía cancelarse en tres partes en caso de no obtenerse la exoneración.
El acuerdo entre las partes estableció un monto variable directamente relacionado con los resultados obtenidos por el demandante a la hora de gestionar exoneraciones tributarias.
El referido monto variable quedó establecido en el 25 % de la diferencia entre la exoneración de Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE) que se establecía en la declaratoria promocional presentada ante la Comisión de Aplicación de la Ley de Inversiones (COMAP). La empresa Nifelar Sociedad Anónima estableció 3:612.316 dólares el monto a exonerar de acuerdo al plan de negocios que fue presentado al Ministerio de Turismo cuando se llevó adelante el proceso licitatorio para la concesión del Argentino Hotel de Piriápolis.
“Ese monto variable quedará fijado cuando el Poder Ejecutivo emitiera la resolución otorgando los beneficios fiscales. Y se convino que el 75 % de estos últimos honorarios (variables a resultado), no se pagarían en las fechas sugeridas en la propuesta sino en función de la utilización del beneficio fiscal por parte de la empresa, pero siempre a partir de un período de dos años a contar de la aprobación de la exoneración por parte de la COMAP, en pagos a 25 %, hasta llegar al 75 % en el mes 24. Finalmente se acordó que el 25 % restante del honorario variable se debería pagar año a año, en un plazo total de 5 años, al presentar la revisión anual de los indicadores a COMAP”, señala el fallo.
Luego, una resolución del Poder Ejecutivo del 9 de agosto de 2019 declaró promovida la actividad del proyecto de inversión presentado por Nifelar S.A. Esto permitió obtener una exoneración de IRAE por una suma total de UI 52.676.430, equivalentes a unos 6:304.062 dólares.

Engaño
El expediente recoge la acción que Nifelar S.A. promovió ante el Juzgado Letrado de Primera Instancia en lo Civil de 14º Turno la nulidad del contrato celebrado por vicio del consentimiento.
Según la empresa, el demandante “mediante engaños hizo consentir a la directora de Nifelar un acuerdo de honorarios por realizar trámites en la COMAP por la suma de U$S 672.936 más IVA cuando el valor de mercado para este tipo de gestión manifiesta que asciende a U$S 10.000”. Esta demanda fue archivada. El fallo del tribunal de alzada fue apelado en casación ante la Suprema Corte de Justicia.