SCJ desestimó millonaria demanda contra el MSP por la muerte de un joven en el Hospital de Maldonado

La demanda contra las instituciones sanitarias fue de 300 mil dólares de los cuales la mitad correspondería a la madre del joven y 30 mil dólares a cada hermano; el deceso del paciente de 24 años se produjo el 18 de octubre de 2010

La Suprema Corte de Justicia desestimó el recurso de casación interpuesto por los padres y hermanos de un paciente que falleció el 18 de octubre de 2010 por complicaciones respiratorias en el hospital “Elbio Rivero” de la ciudad de Maldonado.
El fallo del máximo tribunal colegiado de la justicia fue resuelto el pasado 27 de abril a partir del recurso de casación interpuesto por los familiares del fallecido contra un fallo en segunda instancia de un tribunal de alzada que rechazó el reclamo de 7:500.000 pesos –más reajustes legales- por daño moral generado por la muerte de su hijo y hermano.
El Tribunal de Apelaciones en lo Civil de tercer turno, a su vez, había desestimado otro recurso de apelación de los familiares contra la sentencia del 13 de octubre de 2021 de la jueza letrado de primera instancia de 5º turno de Maldonado. Ese fallo en primera instancia desestimó el reclamo de los familiares que equivalía, en el momento de presentarse, a unos 300 mil dólares estadounidenses.

Valoración
El recurso de casación contra la sentencia en segunda instancia presentado por los abogados de la familia fue interpuesto por entender que los ministros no efectuaron una correcta valoración de la prueba aportada por los actores del juicio.
“La actuación del centro hospitalario y del personal médico fue omisa y negligente, y determinó que el paciente de 24 años de edad fuera atendido en la emergencia por un dolor, y luego de ser intervenido quirúrgicamente, y en plena evolución favorable, se dispuso su traslado urgente y sin reparos, en coma farmacológico, produciéndose su posterior deceso”, denunciaron sus familiares.
Pese a los reclamos de sus familiares, la Suprema Corte de Justicia dejó firme los dos fallos en primera y segunda instancia.

Diagnóstico
Los hechos se relacionan con al menos tres momentos que padeció el joven a partir de una consulta por disnea, dolor de pecho y fiebre efectuada en el hospital de Melo de ASSE.
Alegan que en ese momento fue diagnosticado con neumopatía atípica de posible etiología viral o metastásica por lo que prescribieron una determinada medicación y ordenaron varios análisis. A las 20:45 del día de atención se cumplió una nueva consulta y les comunicaron a sus familiares que se haría cirugía de orquiectomía (extirpación del testículo derecho). El 11 de octubre en la mañana se llevó adelante la cirugía saliendo del block a las 10:50. El joven pasó a Sala a las 19:00, según relatan, por sus propios medios. Refieren que el 12 de octubre sobre las 19:00 se coordinó su traslado al C.T.I. del Hospital de Maldonado, siendo ingresado a las 19:40 a un apartado donde le provocaron un coma farmacológico, fue intubado al tiempo que despedía sangre por boca. Los familiares reprocharon el accionar del personal médico que ordenó su traslado desde Melo a Maldonado en esas condiciones.
Los familiares aseguraron que durante el traslado experimentó dos paros cardiorrespiratorios. A las 03:15 del 13 de octubre de 2010 llegaron a Maldonado siendo recibidos por un médico, quien informó a la familia que el joven llegó sin ventilación asistida.
Los familiares recordaron que el joven estuvo en el C.T.I. del Hospital de Maldonado desde su ingreso hasta su fallecimiento en la madrugada del día 18 de octubre. Refieren que en el registro de ingreso surge que llegó sin ventilación, que tuvo que ser reanimado y que los médicos del Hospital de Maldonado no pudieron establecer contacto con el personal del traslado, no contando con detalles del mismo, ni con historia clínica previa.

Demanda
La demanda contra las instituciones sanitarias fue de 300 mil dólares de los cuales la mitad correspondería a la madre del joven y 30 mil dólares a cada hermano.
Los abogados de ASSE, al contestar la demanda, recordaron las condiciones de salud del joven fallecido quien padecía cáncer de testículo enfermedad para la cual se había negado a recibir el tratamiento correspondiente.
Los abogados recordaron que la historia clínica ilustró una consulta del día 17 de agosto de 2010, cuando fue internado para cirugía, y al día siguiente el paciente se retira del hospital sin previo consentimiento, contra la voluntad del médico.
Evidencia que la enfermedad que padecía el joven era de larga data, pues el primer antecedente por el cáncer fue una consulta un año antes por infección testicular. Asimismo, señalaron que el joven ingresó con una infección respiratoria agravada por la metástasis pulmonar de su cáncer testicular.
Afirman que la cirugía fue realizada correctamente sin complicaciones. No obstante, era necesario trasladarlo en atención a la grave situación respiratoria del paciente, con importante infección pulmonar agravada por la situación del compromiso metastásico pulmonar. ASSE dijo que posteriormente, en el C.T.I. de Maldonado (a donde arribó con mal pronóstico de vida) siguió evolucionando desfavorablemente, con desenlace fatal.
En definitiva, controvirtieron la existencia de actuación médica (o de personal médico) que tipifique apartamiento de la lex artis, no generándose la responsabilidad médica alguna.