Siniestro de COPSA: pericias pedidas por fiscalía pueden demorar entre seis meses y un año

Según informó el abogado que asesora a la familia de la adolescente fallecida y a otros pasajeros, los testimonios concuerdan en que algo no andaba bien en el coche

Los testimonios de la mitad de los pasajeros que viajaban en el ómnibus Nº540 de COPSA, accidentado en la tarde del pasado jueves en la ruta Interbalnearia, coinciden con el mensaje de whatsapp remitido por el conductor del pesado transporte antes de la tragedia que le costó la vida a la joven Mía Ayelen García de 15 años.
“Acá voy en la Onda 540, todo el mundo se queja, no sabés lo que es esto. Se zangolotea para todos lados. Yo no sé si llevarlo a 80, si llevarlo a 100, llevarlo a 95. ¡Yo que sé!”, dijo el conductor en un audio publicado luego del accidente por el diario El Observador de Montevideo.
En el citado audio, el conductor advirtió a sus compañeros que los pasajeros del ómnibus no ocultaban su malestar por los movimientos y ruidos de la estructura. Los pasajeros calificaron a los ruidos que emitía el vehículo como “algo fuera de la común”.

Teorías
Ayer el abogado Rafael Silva, que asesora a la familia de la adolescente fallecida y a otros pasajeros del bus, dijo que todos sostuvieron, de acuerdo al testimonio brindado a las autoridades que algo no andaba bien con el coche.
A juicio de Silva, en declaraciones a la emisora FM Gente 107.1 de Maldonado, existen dos teorías del caso relacionadas con el accidente. La causa puede ser provocada por la imprudencia del conductor o una falla mecánica.
En declaraciones a la radio, Silva reveló que en los casos que a su estudio le tocó intervenir, en ninguno las fallas del rodado explicaron los siniestros.
Al caer la tarde de la víspera un primo de Mia prestó su declaración en la Seccional Undécima de La ciudad de Piriápolis. De todas formas, Silva adelantó que las pericias pedidas por la fiscalía pueden demorar entre seis meses y un año.
Esas pericias “técnicas” que dan los fundamentos para la acusación de fiscalía y la demanda de la parte defensora de la familia, en un caso como este, pueden demorar entre seis y ocho meses porque el departamento del Ministerio del Interior que entiende en ellas está formado por pocas personas.