Tenía antecedentes por homicidio agravado y fue condenado por abigeato en grado de tentativa

El 26 de agosto, el dueño de un campo del Paraje Carlos Cal, de San Carlos, llamó a la policía luego de encontrar que uno de sus estaba atado. Además, vio un auto estacionado enfrente a su propiedad. Los efectivos que llegaron al lugar se acercaron al vehículo, que estaba ocupado por un adolescente y una mujer quienes se retiraron del lugar.
Luego, continuaron una recorrida por el campo y localizaron a Orlando Marcelo González Acosta, de 23 años, junto a otro hombre y un adolescente. Según informa el parte policial, al ser consultados a qué se debía su presencia en el lugar, éstos respondieron que “andaban en busca de un consumo”, por lo que fueron derivados a la base de la Brigada.
Enterada la Fiscalía de 1er. Turno de San Carlos dispuso indagatorias, entrega del adolescente a un mayor responsable y citación para los dos hombres y la mujer identificada a presentarse en Fiscalía.
Realizada la instancia en el Juzgado Penal de 2do. Turno de San Carlos, fue dispuesta la condena de González Acosta, como autor penalmente responsable de un delito de abigeato en grado de tentativa a la pena de tres meses de prisión efectiva. Entre sus antecedentes figura un delito de homicidio agravado por el uso de un arma en calidad de autor