Tripulante filipino accidentado en alta mar fue rescatado en operativo de la Armada Nacional

El “Sumatera Express” cruzaba el Atlántico cuando se produjo el incidente que afectó a uno de sus tripulantes quien presentaba convulsiones y pérdida de conocimiento

El marinero se encuentra internado en el sanatorio Mautone y su estado de salud es estable

Un tripulante filipino rescatado por la Armada Nacional en un operativo “medevac” cumplido en las últimas setenta y dos horas en el océano Atlántico se encuentra internado en el sanatorio Mautone y su estado de salud es estable.
El citado marinero forma parte de la tripulación del carguero de chip de madera de bandera china “Sumatera Express” de 215 metros de eslora (largo) y 37 metros de manga (ancho), con un calado de casi nueve metros desplazando más de 70 mil toneladas.
Este carguero había partido el pasado 15 de mayo del puerto Rizhao de China y su destino es el puerto argentino de San Lorenzo donde aguardaban su arribo el pasado 28 de junio.
El “Sumatera Express” cruzaba el Atlántico cuando se produjo el incidente que afectó a uno de sus tripulantes quien presentaba convulsiones y pérdida de conocimiento.

Encuentro en alta mar
El incidente ocurrió cuando el carguero se encontraba a unas 800 millas náuticas de la costa uruguaya, poco menos de 1500 kilómetros.
En ese momento, el capitán del buque se contactó con el Centro Coordinador de Busqueda y Rescate en el Mar (MRCC), ubicado en el Comando de la Flota (Comflo).
La ubicación del mercante hacía imposible una evacuación mediante helicóptero lo que obligó al mando naval a ordenar la zarpada del buque de control y de aprovisionamiento logístico “ROU 04 General Artigas”. Al mismo tiempo se le ordenó al capitán del buque navegar hacia el mar uruguayo para acortar distancias y poner al buque al alcance de un helicóptero de la Aviación Naval desde Laguna del Sauce.
El médico militar del “ROU 04 Artigas” abordó al buque mercante chino cuando ambos barcos se aproximaban al mar territorial uruguayo. Finalmente, ambos buque alcanzaron un punto distante setenta y cinco millas náuticas al sureste de Punta del Este. En ese lugar un helicóptero Bell operó sobre la cubierta del carguero desde donde fue izado el marino afectado.
La aeronave puso su proa hacia Maldonado y aterrizó en el helipuerto ubicado frente al Sanatorio Mautone donde el tripulante filipino era esperado por personal médico