Confirman condena de un hombre por un delito continuado de atentado violento al pudor en perjuicio de su hija

Al apelar, el abogado defensor sostuvo que su cliente fue condenado como autor penalmente responsable de un delito que no cometió

Un tribunal de apelaciones confirmó el pasado lunes 9 de octubre la condena de un hombre por la comisión de un delito continuado de atentado violento al pudor en perjuicio de su hija de doce años dictada en primera instancia por el juez Vital Rodríguez, titular del juzgado letrado de 2º turno de San Carlos.
Sin embargo, el tribunal de alzada redujo cuatro años y seis meses de penitenciaría la condena, que en primera instancia era de seis años.
El defensor del condenado interpuso un recurso de apelación contra la condena del juez Vital Rodríguez del pasado 10 de agosto de 2022.
A la hora de fijar la condena, el magistrado tomó en cuenta varios agravantes como el hecho de que la víctima fue su propia hija menor de doce años.

Inocente
El abogado defensor sostuvo, al apelar, que su cliente fue condenado como autor penalmente responsable de un delito que no cometió. Su cliente nunca realizó acto obsceno alguno a su hija, la condena de autos le causó una ofensa en sus derechos como padre, persona y adulto donde en la sociedad lo ha etiquetado como un presunto abusador. El abogado continuó: hay otros intereses de trasfondo ya que la denuncia fue presentada luego de que a la madre de su hija le llegara la notificación de inicio del proceso de divorcio y ante la negativa de cederle a la madre una casa, cuyo origen es una herencia por parte del padre.
Se debería de haber hecho una profundización en la entrevista con la menor, la que pudo haber sido efectivizada mediante otro técnico perito psicólogo como se solicitó en reiteradas oportunidades, sin resultado, informando ITF la postura de la revictimización, agregó el defensor.
El letrado agregó que ambos padres de la menor reconocen que desde temprana edad ella ha realizado actos como rozarse contra objetos, pero esto no puede llegar a significar necesariamente que haya sido víctima de abuso.

Fiscalía contesta
El Ministerio Público evacuó el traslado conferido y expresó no compartir lo expresado por la Defensa en tanto el cúmulo probatorio no consta de una sola pericia como aduce, sino que además realizó pericias psicológicas a la madre de la niña y al propio indagado, que además se agravia de que la niña no fuera llevada a declarar ante la justicia.
Según la fiscalía, de la pericia realizada por la perito Forense Licenciada Barreiros al propio indagado surge: “..adulto manipulador, psicoemocionalmente inmaduro, egocéntrico, inadecuada percepción de sí mismo, observándose auto desvalorización. Portador de una personalidad vulnerable. Se detectan pautas de ocultamiento y necesidad de liberarse rápidamente de los problemas. Se infiere ciertas dificultades en las relaciones interpersonales sintiéndose amenazado por el entorno. Se observa incoordinación entre lo acional y el aspecto pulsional e instintivo.
En relación al presunto episodio de abuso sexual hacia su hija, no solamente negó su participación en los hechos, sino que intenta victimizarla desarrollando un discurso donde responsabiliza al entorno de la víctima de manipularla. Conclusión de la fiscalía: “Del contenido de la entrevista pericial mantenida con la menor de cinco años de edad, al momento actual surgen los siguientes elementos de valor diagnósticos que hacen pensar en una ALTA PROBABILIDAD de la ocurrencia de presuntos episodios de abuso sexual relatados por la menor, presuntamente por parte de su padre biológico.
El tribunal desestimó el planteo de la defensa.