En Maldonado, no importa la cantidad de droga incautada, los narcos son condenados con la pena mínima

El viernes, por ejemplo, la fiscalía acordó una pena de dos años y diez meses de penitenciaría para varios integrantes de lo que la policía calificó como una de las “bandas” de narcos más importante que operan en la zona

En Maldonado no importa la cantidad de droga con la que sean hallados por la Policía, la fiscalía tratará de llegar a un acuerdo con los narcos para sacar un juicio abreviado mediante la aplicación de condenas mínimas para los acusados. En algunos casos, condenas por debajo del mínimo establecido por el Código Penal. Apenas dos años y algunos meses.
El viernes, por ejemplo, la fiscalía acordó una pena de dos años y diez meses de penitenciaría para varios integrantes de lo que la policía calificó como una de las “bandas” más importante que operan en la zona.
La información proporcionada por la Jefatura de Policía de Maldonado así lo confirmó al señalar la pena aplicada a la cabecilla de la referida banda: “María Laura Acquistapace Porras como autora penalmente responsable de un delito de negociación de sustancias estupefacientes prohibidas en régimen de reiteración real con un delito de tráfico de municiones a la pena de dos (2) años y diez (10) meses de penitenciaría”.

Artículo
El artículo 31º del decreto ley 14.294 establece, con las modificaciones efectuadas con el transcurso del tiempo: “El que, sin autorización legal, importare, exportare, introdujere en tránsito, distribuyere, transportare, tuviere en su poder no para su consumo, fuere depositario, almacenare, poseyere, ofreciere en venta o negociare de cualquier modo alguna de las materias primas, sustancias, precursores y otros productos químicos mencionados en el artículo 30 de la presente ley y de acuerdo con lo dispuesto en éste, será castigado con pena de dos a doce años de penitenciaría. Quedará exento de responsabilidad el que transportare, tuviere en su poder, fuere depositario, almacenare o poseyere una cantidad destinada a su consumo personal, lo que será valorado por el juez conforme a las reglas de la sana crítica. Sin perjuicio de ello, se entenderá como cantidad destinada al consumo personal hasta cuarenta gramos de marihuana. Asimismo, tampoco se verá alcanzado por lo dispuesto en el primer inciso del presente artículo el que en su hogar tuviere en su poder, fuere depositario, almacenare o poseyere la cosecha de hasta seis plantas de cannabis de efecto psicoactivo obtenidas de acuerdo con lo dispuesto en el literal E) del artículo 3° de la presente ley, o se tratare de la cosecha correspondiente a los integrantes de un club de membresía conforme a lo previsto por el literal F) del artículo 3° de la presente ley y la reglamentación respectiva. La pena será de tres a doce años de penitenciaría cuando las acciones descriptas en el inciso primero sean cometidas por un grupo delictivo organizado. Se entiende por grupo delictivo organizado un conjunto estructurado de tres o más personas que exista durante cierto tiempo y que actúe concertadamente con el propósito de cometer dichos delitos, con miras a obtener, directa o indirectamente, un beneficio económico u otro beneficio de orden material (artículo 414 de la Ley N° 18.362, de 6 de octubre de 20089). El decreto de referencias establece que la pena mínima será de dos años y la máxima de doce. En el ejemplo de esta nota, la condena fue la mínima pese a que, además, fue imputada por la comisión de otro delito.

La mínima
Sin embargo, el decreto ley que aparece en esta nota agrega al final que si se trata de una organización criminal, la pena mínima será de cuatro años.
Nadie entiende por qué estos delincuentes enfrentan las penas mínimas que establece el Código Penal. Algunos meses atrás, Correo de Punta del Este reveló la existencia de un juicio abreviado en el cual un narco que había sido detenido con 109 kilos de cocaína y otro tanto de marihuana, fue condenado a cuatro años de cárcel. Apenas la tercera parte del máximo establecido por ley. Sin embargo, la pena se redujo a la mitad porque el fiscal actuante se equivocó y creyó que el caso estaba comprendido por la Ley de Urgente Consideración. Pero el hombre había sido detenido ocho días antes que la referida ley entrara en vigor y por esta razón sólo cumplió dos de los cuatro años de penitenciaría.
Los fiscales son los titulares de la acción penal. Reciben el mandato legal que surge de la necesidad de defender a la sociedad. Por eso en algunos países los casos se identifican como “el pueblo versus el acusado”. Ese mandato debería tomar en cuenta lo que la gente entiende debe ser. Un narco pesado debe enfrentar la pena máxima. No la mínima. Como si fuera una beca.