policias

 

Diego Sebastián Peña Carrizo, poseedor de antecedentes penales, de 35 años de edad, fue procesado con prisión por la comisión de un delito de hurto especialmente agravado en grado de tentativa en régimen de reiteración real con un delito de amenazas especialmente agravado.

El individuo fue detenido hacia las 23 horas del viernes pasado por efectivos que realizaban patrullaje preventivo y pasaron por la calle 25 de mayo y San Carlos. Allí vieron a un sujeto que amenazaba con un cuchillo a dos hombres y de inmediato lo detuvieron y lo desarmaron.

Los dos amenazados habían intercedido para ayudar a otro, que había sido victima de arrebato por parte del detenido. Ese ciudadano confirmó los hechos manifestando que el detenido intentó hurtarle una bolsa que llevaba en la mano y logró sustraerle una caja de cigarrillos. Luego de realizadas las actuaciones del caso, el detenido fue conducido ante la magistrada penal, quién dispuso su procesamiento. Quizás el hombre aproveche la estadía en Las Rosas para dejar de fumar.

La magistrada de turno también procesó sin prisión a una mujer de 25 años que fue imputada de la comisión de un delito de hurto especialmente agravado. Como medida sustitutiva le ordenó cumplir arresto domiciliario nocturno por el término de 90 días.

Se trata de la señora que el pasado domingo se apropió de varios efectos que habían sido guardados por otra mujer en el vestuario de un hotel ubicado en la calle 24 de Punta del Este.

Mientras tanto, un individuo de 58 años, de iniciales J.C.A.V. deberá guardar arresto domiciliario nocturno por el término de 60 días tras ser imputado de un delito de receptación especialmente agravado.

El sujeto había sido atrapa en horas de la mañana del domingo en la esquina de avenida Aiguá y Soriano cuando comercializaba efectos posiblemente hurtados que dijo haber encontrado en un contenedor. Entre estos figuraban instrumentos médicos que habían sido robados el día anterior.

Contenido publicitario