Aclaran varios delitos que habían sido cometidos por el mismo hombre

El delincuente, que ya poseía varios antecedentes penales, fue condenado nuevamente por un delito de receptación y cuatro hurtos

La Juez Penal de 11° Turno dispuso la condena de Juan Pablo Alonso Márquez, de 34 años de edad, poseedor de antecedentes penales, como autor penalmente responsable de un delito de receptación y cuatro delitos de hurto, dos de ellos especialmente agravados y todos en régimen de reiteración real entre sí, a la pena de veinticuatro meses de prisión efectiva.

Los delitos aclarados son los siguientes:

1) En la madrugada del 13 de mayo, fue denunciando un hurto cometido en un comercio ubicado en calle Santa Teresa. El perpetrador dañó un vidrio para ingresar y se llevó 11.190 pesos uruguayos. Todo ello quedó registrado en las cámaras de seguridad del local.

2) El 13 de mayo fue denunciado el hurto de una moto marca Motomel 110cc, del patio de una casa ubicada en calle Rio Negro, jurisdicción de la Seccional 1°.


3) En horas de la madrugada del 16 de mayo, una mujer que esperaba el ómnibus en una parada ubicada en calles Francisco Martínez y José Nasazzi fue amenazada verbalmente por los ocupantes de una moto, quienes se llevaron su cartera, conteniendo documentos, tarjetas y efectos personales.

4) El 21 de mayo en la madrugada, se registró un hurto en un comercio ubicado en la calle 3 de Febrero de donde se llevaron la caja registradora con 15.000 pesos en su interior. Este hecho también quedó registrado en las cámaras de seguridad del comercio.

5) El 23 de mayo, fue denunciado el hurto de un casillero conteniendo 12 botellas de vidrio, pertenecientes a un comercio ubicado en avenida Aiguá. Esta vez el robo quedó registrado en una cámara particular.

Finalmente, el 25 de mayo, efectivos policiales que patrullaban en jurisdicción de la Seccional Sexta, vieron a un hombre que circulaba en una moto y el que, luego darle la voz de alto para identificarlo, huyó abandonando la moto y continuando la huida a pie.
Una vez detenido se estableció su identidad y como no podía ser de otra manera la moto en cuestión resultó estar requerida por hurto. Llevado a dependencias policiales se lo vinculó a todos los hechos detallados más arriba.