“Así como te digo una cosa”, por Danilo Arbilla

En la TV, grupos de ciudadanos se quejan por la inseguridad y reclaman más patrullajes. Ni borrachos firman contra la LUC, supongo.
Días después, más o menos por las mismas zonas, ciudadanos apedrean a policías que abatieron a dos delincuentes. Decididamente estos sí están contra la LUC.
No se puede pedir equilibrio y coherencia a la gente y más cuando se trata de cosas que le duelen. Pero sí, en cambio, debe reclamárseles a los dirigentes políticos, a los sindicales y a una buena cantidad de “organizaciones sociales” de izquierdas. No obstante, existe un doble discurso que se da y mucho: con gran hipocresía y total desparpajo. Será por aquello de “así como te digo una cosa , te digo la otra”.

El Diputado comunista Gerardo Núñez no puede reclamar hoy una “democratización del uso de las armas para el pueblo”, cuando el último gobierno frentista, pese a los esfuerzos de Fernández Huidobro y al sofocante clima de inseguridad que se vivía, endureció las normas sobre posesión de armas. Poco menos había que ser graduado de Harvard para tener una honda.Y este gobierno volvió a flexibilizar el régimen de tenencia. Eso lo saben coleccionistas, cazadores, deportistas o cualquiera que iba a comprar un revolver o había heredado una escopeta.
¿Núñez no lo sabía?

Debe ser parte del plan.Todo está cubierto en la propuesta del Frente. Por la cuarentena, en contra y a favor de la flexibilización, según convenga y el rubro de que se trate: ¿contra la vacuna o a favor?, ¿qué recomiendan? ¿el paro general?. Un diputado dice una cosa y otro la contraria, o si no el PIT-CNT. Por el diálogo en el discurso y contra el diálogo en los hechos. Ya lo propusimos y a todo ya nos opusimos. Olfateando, lo más posible, el ánimo de la gente y explotando sus debilidades. E interesándose por sus necesidades, cuando realmente les importe un bledo, salvo con fines electorales o para las firmas. No está bien.
¿A quién creerle? ¿Al Dr. Julio Trostchansky, que clamó por la condena internacional y poco menos un juicio de Nuremberg, y a los médicos del colectivo de izquierda +Igualdad que hacen gala de no ser neutrales y exigen más dureza contra el gobierno y que, junto a aquél, fueron críticos del GACH?
¿O al Dr. Marcos Carámbula? ¿O a lo que vaya a decir Olesker en la oportuna interpelación?.
¿Quién es más sincero, Trostchansky o Carámbula? Este, hombre muy ligado al Partido Comunista y seguro próximo presidente del FA y tercero en discordia para la candidatura – que se cuiden Cosse y Orsi- salió con un largo mensaje televisivo aparentemente para suavizar los dichos de sus colegas y los arrestos revolucionarios de Núñez. Dijo que amaba al GACH, que los científicos son magos que las saben todas, que hay que vacunarse – pero no se refirió al paro general. Eso sí, enarboló, al igual que aquellos, el eslogan-consigna de “las muertes evitables”. En realidad, dijo lo mismo y con el mismo propósito, pero en otro tono.
Trostchansky y + Igualdad fueron más sinceros y transparentes, quizás.
Un detalle: la aparición de Carámbula en Canal 10, desvirtúa todas las especulaciones sobre presión del gobierno,- el caso Preve , un tema trunco que merece una mayor investigación más allá de las “confidencialidades”- o de autocensura o de otros intereses en juego. También desmiente rotundamente los dichos de una diputada del MPP que cargó contra los canales.
Afirmó que no le dan espacios al FA. ¿Le parece?