Enjoy cerró sus puertas nuevamente y la Asociación de Trabajadores de Enjoy Uruguay (ATEU) difundió un comunicado para informar acerca de la situación del equipo de trabajo del resort. “Lamentablemente, esta pandemia no solo tiene un aspecto de salud pública, también tiene una arista económica muy relevante”, señala el comunicado en el que se detalla la situación laboral que se vivió en el hotel desde la llegada de la pandemia. En 2020 el establecimiento cerró sus puertas por nueve meses y tras la reapertura “no se logró un nivel deseado de funcionamiento”, dado que históricamente más del 95% de los clientes venían del exterior.

Ahora, nuevamente el aumento de contagios de coronavirus y la situación sanitaria que está viviendo el país, con más de 1.000 infectados por día, llevó a la empresa a cerrar sus puertas una vez más, “a un año después del primer cierre (después de casi 24 años de actividad ininterrumpida)”, cita el comunicado.

Desde ATEU se entiende que el cierre del resort se da por dos razones: el aumento de contagios y la “presión pública realizada en medios y redes por personas que desconocen completamente la actividad”. Los trabajadores, sostienen que la única justificación que se escuchó para pedir el cierre del resort es que, si la actividad educativa se suspendía de forma presencial, también debería hacerlo la actividad de los casinos. Desde la gremial se enfatizó en que hasta ahora no se ha declarado ningún foco de contagio en casinos y se destacó que los protocolos que se cumplen son públicos y que cada empleado ha sido capacitado de acuerdo a su tarea con protocolos sanitarios ajustados a cada trabajo; además de que los clientes son informados al ingreso de los casinos sobre cómo deben ajustarse a los protocolos, que han sido estrictamente cumplidos.

Gran pérdida

“A diferencia de las clases no presenciales, el cierre de las salas de juego significa una gran pérdida para los trabajadores, las empresas y el Estado, quien necesita de fondos para ayudar a quien más lo necesita en estas circunstancias (de algún lado tiene que salir el dinero). Por lo general las personas que proponen cerrar determinadas actividades económicas es porque no se ven afectados en su economía por dicho cierre. Es muy fácil proponer o exigir si el sacrificio es de otro.Toda actividad económica es imprescindible para quien vive de ello, aunque pueda parecer poco importante para otros”, dice el comunicado.

En el resort trabajan de forma permanente unos 1.000 trabajadores y durante la temporada alta, como la de verano, en ese lugar se realiza una gran cantidad de eventos para los que se suma personal zafral, empresas, artistas, proveedores, taxistas, empleados de líneas aéreas, empleados de otros hoteles y restaurantes que reciben clientes del resort. El último año ese gran número de personas trabajó solo tres meses y algunos no pudieron reintegrarse. En ese sentido, desde la gremial se recuerda: “Todos pagamos nuestros impuestos y aportes (irpf, bps, fonasa, etc.), la empresa paga canon y los impuestos que le corresponden”.

Con el comunicado los trabajadores del resort buscan dejar en claro que la actividad del establecimiento no es insignificante desde el punto de vista económico, “no es insignificante para la empresa, no lo es para las más de 1.000 familias afectadas directamente y para muchas más en forma indirecta, y no lo es para las finanzas del Estado, que deja de percibir, entre otras cosas, irpf, iva por todos los gastos, etc. y pasa a pagar subsidios por desempleo”.

“Muchas veces llama la atención el destrato que sufre la industria turística en general en el Uruguay, todavía hay gente que piensa que los churrascos de los restaurantes de Punta del Este salen de novillos criados en los jardines de los edificios, que el arroz del sushi se planta en los bañados del arroyo Maldonado y que el jugo de naranja de los paradores es de cítricos cultivados en alguna granja de José Ignacio, sin dudas la industria turística es una de las más multiplicadora y de las que más distribuye riqueza, concepto tan de moda hoy en día. Ojalá se hubiera puesto el mismo ímpetu en impedir muchas actividades de aglomeración no económicas y tal vez la situación hoy sería otra”, concluye el comunicado de los trabajadores.

1 COMENTARIO

  1. Parece mentira que el Ministro de Turismo sea de Maldonado, una burla y falta de respeto a su gente !!
    Los politicos viven en otro planeta, lejos de la gente que los vota….

Comments are closed.