La edila colorada Susana de Armas planteó en el seno de la Junta Departamental la necesidad de legislar de forma urgente sobre el uso de pirotecnia sonora en Maldonado. “Son varios los departamentos del país que han legislado en contra de la pirotecnia sonora, la utilización de este tipo de pirotecnia genera consecuencias de tipo ambiental, consecuencias para la salud humana en diversas formas, consecuencias para el bienestar animal, y ahora le toca a Maldonado legislar sobre este tema”, sostuvo la legisladora.
A su juicio, esta realidad debe ser abordada en forma urgente, y una legislación al respecto “colaborará en la prevención de efectos contraproducentes y facilitará una mejor y más saludable convivencia”, dijo.
“Las principales voces contrarias al uso de la pirotecnia sonora surgen desde las organizaciones ambientalistas, defensores de los animales y organizaciones relacionadas a personas con trastornos del espectro autista. Nosotros pretendemos que nuestro departamento y esta Junta Departamental legislen el uso de la pirotecnia sonora”.

A las comisiones
La edila no solo expuso sobre el tema, sino que también hizo llegar al legislativo departamental un “proyecto de decreto” como insumo sobre el tema, para que las comisiones correspondientes lo traten y “le den la viabilidad correspondiente, con la celeridad que corresponde”.
“Los fuegos artificiales, producen un impacto negativo y es un cambio que tenemos que generar, en donde tendría que intervenir el estado y las empresas fabricantes en esta materia, el estado como regulador y los empresarios modificando el producto, pero siempre es conveniente ir un paso adelante y tener iniciativa en estos temas”, señaló.
“Nuestra iniciativa surge por diversos motivos, entre ellos el alto índice de accidentes que ocurre año a año, el importante número de niños y adultos con quemaduras graves por pirotecnia y su utilización, generando una gran preocupación el uso de la pirotecnia sonora, provocando variadas consecuencias, pero vamos a enumerar dos puntos, que son los más importantes y que integran al resto: el primero es la relación del impacto sobre la salud humana, ocasionando cada año que personas adultas y niños sean atendidas en diferentes centros de salud por lecciones oculares, hipoacusia por perforación de tímpano y quemaduras de distinta consideración, además hay personas como ancianos, bebés y personas convalecientes que resisten con incomodidad el ruido ensordecedor de la pirotecnia y la contaminación acústica, en forma muy especial las personas con discapacidad y las personas con trastorno autista, padeciendo la molestia de la pirotecnia sonora, provocándoles miedo, taquicardia, estrés, palpitaciones, afectación del sistema inmunitario y en caso de enfermedad, deterioro de la salud del paciente”.

Sufrimiento
La edila contó que estuvo en contacto con “madres con hijos autistas y nos han declarado que los días festivos buscan lugares alejados del uso de pirotecnia sonora, pasando horas encerrados en una habitación de la casa, incluso hasta en el baño, con la finalidad de encontrar un lugar que reduzca los estruendos, debido a que estos niños no logran comprender su significado y de donde provienen los mismos”.
Pero la legisladora no sólo reparó en los niños, sino también en los animales, a quienes la explosión de los fuegos artificiales causa “aturdimiento, miedo, náuseas y falta de aire entre otras cosas”.

Urgencia
“Es imperativo que nuestro departamento aborde esta realidad en forma urgente”. “Nosotros pretendemos que nuestro departamento y esta Junta Departamental legislen el uso de la pirotecnia sonora, que colaborará en la prevención de efectos contraproducentes y facilitará una mejor y más saludable convivencia. Este camino es el que están recorriendo muchas intendencias de nuestro país. Creemos conveniente que se legisle sobre este tema, así que sugerimos a la Comisión de Higiene y Salud y a la Comisión de Legislación de esta Junta Departamental, que tomen en cuenta nuestra propuesta. El momento de cumplir con esta iniciativa es ahora”, finalizó De Armas.
.