jorgediaz

 

Hablando este martes en un simposio denominado “Compliance Day: transparencia fiscal y prevención del lavado de dinero”, organizado por el estudio jurídico Brum & Costa, el fiscal de Corte Jorge Díaz cuestionó la actitud del Banco Central que, a su juicio, debió haber controlado mejor la operativa del cambio Nelson. “A mí me enseñaron desde chico que la plata se deposita en un banco o en el colchón en el peor de los casos”, comentó irónicamente al comienzo de su ponencia.

“Yo por las dudas me traje una especie de recordatorio para que le quede claro a todos los presentes como si fueran niños de 4 años, que los cambios no hacen captación masiva de ahorros. Yo creía que en el Uruguay de hoy eso estaba absolutamente claro. Parece que a la luz de los últimos acontecimientos, eso no estaba del todo claro y un cambio por lo menos hacía captación masiva de ahorros”, señaló. La alocución de Díaz se centró en el rol de la Justicia de Crimen Organizado con el nuevo Código del Proceso Penal (CPP), que se pondrá en marcha a partir del 16 de julio de este año.

Díaz estimó que si el BCU “dispone de recursos para controlar que en una pequeña ciudad del interior alguna estación de servicio realice un cambio de moneda de US$ 100 y a multar por eso, deberían tener los recursos para controlar a un cambio en el principal balneario de este país que está realizando una actividad financiera que es ilícita”.

“Hay una investigación en curso. Veremos hasta dónde llega. Ahora rige el principio de presunción de inocencia. Pero en este país siempre pasa lo mismo: el día después todos sabíamos lo que había, el día antes nadie sabe nada. Ahora empieza la caza de brujas”.

Díaz aclaró que operar como un banco sin serlo no es un delito, pero tiene una sanción económica.

Foto: diario El País

Contenido publicitario