Empresarios gastronómicos del balneario se preparan ante alza de precios de algunos de sus principales insumos

“Me estoy preparando de la mejor manera que puedo. Para empezar, aseguré la compra de harinas y de otros insumos no solo para enfrentar la baja temporada. También para la próxima temporada”, contó el dueño de una conocida confitería

POR MARCELO GALLARDO – @emepege

Algunos empresarios de Punta del Este se preparan por estas horas no solo para despedir a la temporada 2021/2022. También se preparan para una larga baja temporada que en los hechos comenzó este lunes.
La realidad económica internacional marcada a fuego por la invasión rusa a Ucrania ofició de disparador de la mayoría de los commodities, para empezar el crudo, de negativo impacto en la economía del país. Pero también impacta hacia el alza en los principales rubros de exportación como la carne, el maíz, el trigo, la cebada y la soja.
Esto disparó el alza de los costos de los empresarios gastronómicos del balneario que ven como algunos de sus principales insumos suben hasta las nubes.
“Me estoy preparando de la mejor manera que puedo. Para empezar, aseguré la compra de harinas y de otros insumos no solo para enfrentar la baja temporada. También para la próxima temporada. Tengo la firme intención de no subir mis precios en los próximos meses. Esto explica la masiva compra de insumos que concreté en los últimos días”, explicó el propietario de una conocida confitería de Punta del Este, destacada por la calidad de sus productos.
“El esfuerzo es grande. Pero con estas subas de precios que no sabemos qué techo tienen no tenemos otra alternativa que comprar con los precios de hoy y mantenernos a la expectativa. No subiré los precios”, agregó.

Puertas abiertas

Los comerciantes del balneario esteño entienden que la baja temporada comenzó mucho antes que el próximo 17 de abril, el domingo de Semana de Turismo y el que, en los hechos, siempre ofició de cierre del verano más allá del equinoccio del 21 de marzo.
Por estas horas se nota que la mayoría de los comercios del rubro gastronómico apostaron por mantener sus puertas abiertas en principio hasta el final de la semana de Turismo, aunque seguro que entre semana la mayoría cerrará sus puertas. Otros, en cambio, aprovecharán el otoño y el invierno para dar licencia a su personal.
A la buena nueva de la reapertura de fronteras que comenzó a regir de forma parcial el pasado 1º de setiembre y que luego se afirmó a partir del siguiente 1º de noviembre, se suma ahora la nueva instancia con fronteras abiertas y casi ninguna limitación sanitaria. Por estas razones se espera que esta baja temporada sea mejor que la anterior y muy superior a la registrada en los duros otoños e inviernos del 2020.
De todas formas, la temporada 2022, que comenzó con mucha fuerza, luego se diluyó, sobre todo con el impacto de la versión omicron del coronavirus y con una meteorología que no dio tregua en la segunda mitad de enero pasado.
Más allá de la recuperación en marcha, se dice que tanto el mal tiempo como la nueva variante dominante del covid 19 impactaron de forma negativa en una temporada que tenía los dados echados al principio para asegurar un gran repunte.