Un individuo que días atrás fue detenido en el puerto de Piriápolis portando una escopeta con la que amenazaba a otras personas fue condenado por la justicia. Se trata de E.L.B., de 41 años de edad, quien fue hallado culpable de un delito de porte y tenencia de armas de fuego en espacios públicos a la pena de 4 meses de prisión que deberá cumplir bajo el régimen de libertad a prueba, con las siguientes condiciones: residir en un domicilio especifico, someterse al plan de intervención de la OSLA, la obligación de presentarse una vez por semana en la Seccional Policial de su domicilio, prestación de servicios comunitarios una vez por semana dos horas cada vez, los que deberán cumplirse dentro de los cuatro meses del total de la pena.