El vicepresidente de la Cámara Inmobiliaria de Punta del Este informó que se trabaja “con imaginación” para que el año próximo sea lo “menos duro posible”. No obstante, también destacó la llegada de argentinos a la zona, lo que conlleva una alta ocupación en los edificios, sobre todo en aquellos de alta gama. “Tenemos una muy alta ocupación para la época” y de lo “único que se siente hablar es de la desgracia de Argentina y de lo excelente de vivir acá”, contó.
El empresario, que administra muchos complejos de la zona, también aseguró que “la gente pide en forma permanente información para radicarse; o por lo menos, para tener el documento de identidad uruguayo y ser un residente uruguayo legal”.
“Nosotros les facilitamos nombres de gestores, sobre todo de estudios jurídico-notariales, que están especializados en la materia y están ayudando a la gente. Puedo asegurar que, en estos tiempos, hay una demanda importante de este tipo de trámites”.

Aumento
Díaz comparó la ocupación actual con la que se tenía en años anteriores y señaló que en un edificio de 150 o 200 apartamentos, de unos siete u ocho que se ocupaban en el pasado, ese número creció a unos cuarenta. Y de esos, noventa por ciento son argentinos. También se nota la presencia de brasileños pero “la proporción es la de siempre: 8 a 1”. “Hay montevideanos, que también disparan. Hay chacras ocupadas. En complejos de chacras que administramos hay una ocupación altísima. Y en propiedades que antes no se ocupaban en invierno”, explicó.
De todas formas, señaló que hay muchos trabajadores de los edificios han ido al seguro de desempleo. “La gente se priva de algunos servicios para no recargar al resto, al otro 70 % de los propietarios, y crear una situación incómoda”, añadió.
Por otra parte, admitió que se nota el problema que enfrentan los argentinos por las restricciones impuestas en su país para pagar compromisos en el exterior. “Están preocupados y se nota, porque no le ven una salida rápida a todos los problemas que enfrentan a nivel financiero, de la salud…”, enfatizó.

Bajando gastos
“Para los argentinos, hoy 100 dólares es mucho dinero. Los gastos comunes, que hasta el año pasado se toleraban, ahora no se va a poder tolerar, ni siquiera restringiendo todo el servicio”, advirtió.
“La recreación en los edificios va a bajar a la mitad, por la parte económica y la salubridad. Y el servicio de mucamas va a ser restringido un 20 o 30 %. Va a ver un recorte de los servicios, sin ninguna clase de dudas”, adelantó.

Fuente: FM Gente