Desde el pasado 2 de abril, jornada en que se conmemora a nivel mundial el Día Mundial de Concientización sobre el Autismo, la fachada de la Junta Departamental está iluminada de color azul. Esta fecha fue declarada por las Naciones Unidas pensando tanto en la población infantil como los adultos que sufren esta situación y así poder brindarle una mejor calidad de vida.
Según la OMS, el autismo está considerado como una discapacidad que afecta el desarrollo neurológico de las personas que lo padecen y que se presenta en las primeras etapas de la infancia.
Se caracteriza por ser una condición que afecta la interacción con el mundo exterior, el contacto con las personas del entorno y problemas de comunicación verbal.
Para visibilizar las barreras y oportunidades de las personas con autismo en estas dos áreas fundamentales en la calidad de vida el lema que se busca difundir es ‘Puedo APRENDER. Puedo TRABAJAR’ y pretende crear conciencia sobre cómo generar las condiciones adecuadas para hacer que la educación y el empleo sean más accesibles.