En horas de la tarde del viernes un hombre que trabaja como repartidor fue víctima de una rapiña mientras se encontraba en las calles Gregorio Sanabria y Celedonio Rojas. La victima informó a la policía que fue sorprendido por dos hombres, quienes mediante amenazas con un arma de fuego y agresiones físicas, le hurtaron la suma de 50.000 pesos uruguayos. El hecho está siendo investigado.