En la madrugada de este sábado inspectores de la comuna, detectaron a través de una cuenta de Instagram que se estaba realizando una fiesta clandestina en las cercanías de Sauce de Portezuelo. Según se informó desde la comuna, al llegar al lugar, propiedad de un ciudadano argentino, los inspectores constataron la presencia de más de quinientas personas que rápidamente se fueron del lugar. Se dio cuenta a la justicia de la situación y se incautaron los equipos.

Contenido publicitario