El Tribunal de Cuentas de la República observó el acuerdo alcanzado entre la Intendencia de Maldonado y el empresario y dirigente nacionalista Carlos Sineiro para cancelar la deuda de contribución inmobiliaria de varios inmuebles de Punta del Este con la entrega en pago de otros inmuebles de Maldonado.
El órgano de contralor aseguró que la administración no cumplió con lo establecido en el artículo 35º numeral 2º de la ley Orgánica Municipal Nº 9515 por no solicitar la anuencia correspondiente de la Junta Departamental de Maldonado.
El acuerdo, además, fue observado por contravenir lo establecido en el artículo 25º del TOCAF por el cual “podrán establecer sistemas de compensación de deudas y crédito aplicables solamente a los acreedores que así lo soliciten”.
El trámite que finalizó con el acuerdo entre Sineiro y la Intendencia de Maldonado comenzó el 3 de marzo de 2017 cuando el mencionado empresario pidió, mediante el mecanismo de dación de pago, cancelar las deudas que mantienen dos padrones de Punta del Este. En pago, mediante la citada dación, fue ofrecida la unidad 202 “a estrenar” del padrón 26686 de Maldonado ubicado en la urbanización “San Jorge” de Maldonado. La citada unidad consta de living comedor, cocina integrada, dos dormitorios, baño. La unidad tiene una superficie de unos 65 metros cuadrados. Una actuación de Catastro de la comuna estableció que la unidad se encuentra en excelente estado. El peritaje determinó que la unidad tiene una superficie de 49,72 m2 y una consulta determinó que el valor de mercado es de 68.500 dólares.

De interés
El director general de Vivienda, Alejandro Lussich determinó de forma afirmativa el 22 de enero de 2018, cuatro días después que la Dirección General de Hacienda le efectuara una consulta para establecer si era de su interés contar con la citada unidad.
El mismo día, 22 de enero de 2018, el propio Sineiro presentó una nota donde ofertó otra unidad del edificio Sauce por no alcanzar el valor de la primera vivienda a cancelar la deuda. En la misma nota, Sineiro solicitó “que se exoneren los recargos por edificación inapropiada en ambos padrones, ya que se hicieron los trámites pertinentes a esos efectos, corrigiendo lo inapropiado, no pudiendo finalizar los mismos, precisamente por tener la deuda de contribución y se incluya la contribución del año 2018”.
El el 14 de junio siguiente, Sineiro recordó que en la nota de enero había solicitado la exoneración de los recargos por edificación inapropiada. El 11 de enero siguiente el intendente Enrique Antía resolvió: “Dispónese la aplicación del instituto de la dación en pago, para cancelar adeudos de tributos inmobiliarios correspondientes a los padrones número 995 u 494/002 de la Localidad Catastral Punta del Este, admitiéndose a tales efectos las unidades número 202 del padrón matriz 26686 y 102 del padrón matriz 26693 de la Localidad Catastral Maldonado en lo pertinente”.
El 21 de enero de 2019 el propio Sineiro solicitó que, al existir crédito fiscal con la dación de pago ofrecida, se tomara en cuenta otros inmuebles y hasta la patente de un automóvil de su propiedad.
Luego de todos los trámites se verificó la cancelación de adeudos de los citados padrones de Punta del Este. Luego llegó la observación del Tribunal de Cuentas.