Treinta años de prisión para el autor de los disparos que terminaron con la vida de Edwar Vaz Fascioli

Marcelo Barboza es el último integrante de la banda que preparó y ejecutó el crimen del profesor de inglés en ser condenado por este caso

El sicario Marcelo Barboza, autor material de los dos disparos que terminaron con la vida del profesor de inglés Edwar Vaz Fascioli, homicidio ocurrido en la noche del lunes 9 de julio de 2018 en Maldonado, fue condenado en las últimas horas por la jueza subrogante Viviana Barlocco a treinta años de penitenciaría por la comisión de un delito de homicidio muy especialmente agravado.
Barboza fue castigado con la pena más grave que prevé el Código Penal la que establece un máximo de treinta años de penitenciaria (ver recuadro).
Marcelo Barboza fue uno de los dos sicarios contratados por Mauro Machado, entonces pareja de Lulukhy Moraes Pinto, una de las dos dueñas de la casa Gypsy Queen, conocida a partir del asesinado del docente de inglés como la “mansión del sexo”.
Barboza es el último integrante de la banda que preparó y ejecutó el crimen de Vaz Fascioli en ser condenado por este caso.
Nunca hubo una explicación de parte del Poder Judicial de por qué el autor material del crimen no fue juzgado con los otros participantes del caso.
La muerte de Vaz Fascioli fue resuelta por su exesposa Lulukhy Moraes Pinto y su pareja de entonces, Mauro Machado. Diferencias económicas irreconciliables entre el docente y su exmujer dispararon el plan de asesinato que fue culminado en la noche del 9 de julio de 2018 cuando Vaz Fascioli fue ultimado de dos disparos efectuados a bocajarro por Marcelo Barboza con un revólver calibre .38 que nunca pudo ser incautado por la Policía.

Anterior juicio
Moraes y Mauro Machado junto a Mathias Guarteche fueron condenados en agosto de 2020 a 24 años de penitenciaría por el asesinato del docente de inglés. Guarteche fue el encargado de traer y regresar a Montevideo a los dos sicarios encargados de ejecutar a Vaz Fascioli Marcelo Barboza y Carlos Alberti, éste último condenado a 25 años de penitenciaria. En tanto, Leticia Giachino, la “socia de la vida” de Lulukhy y Franco Silvera, fueron condenados a 8 años de penitenciaría.

El artículo 312º del Código Penal
Artículo 312

(Circunstancias agravantes muy especiales).- Se aplicará la pena de penitenciaría de quince a treinta años, cuando el homicidio fuera cometido: 1. Con impulso de brutal ferocidad, o con grave sevicia. 2. Por precio o promesa remuneratoria. 3. Por medio de incendio, inundación, sumersión, u otros de los delitos previstos en el inciso tercero del artículo 47. 4. Para preparar, facilitar o consumar otro delito, aun cuando este no se haya realizado. 5. Inmediatamente después de haber cometido otro delito, para asegurar el resultado, o por no haber podido conseguir el fin propuesto, o para ocultar el delito, para suprimir los indicios o la prueba, para procurarse la impunidad o procurársela a alguno de los delincuentes. 6. La habitualidad, el concurso y la reincidencia, en estos dos últimos casos, cuando el homicidio anterior se hubiera ejecutado sin las circunstancias previstas en el numeral 4° del artículo precedente. 7. Como acto de discriminación por la orientación sexual, identidad de género, raza u origen étnico, religión o discapacidad. 8. (Femicidio) Contra una mujer por motivos de odio, desprecio o menosprecio, por su condición de tal. Sin perjuicio de otras manifestaciones, se considerará que son indicios que hacen presumir la existencia del móvil de odio, desprecio o menosprecio, cuando: A) A la muerte le hubiera precedido algún incidente de violencia física, psicológica, sexual, económica o de otro tipo, cometido por el autor contra la mujer, independientemente de que el hecho haya sido denunciado o no por la víctima. B) La víctima se hubiera negado a establecer o reanudar con el autor una relación de pareja, enamoramiento, afectividad o intimidad. C) Previo a la muerte de la mujer el autor hubiera cometido contra ella cualquier conducta que atente contra su libertad sexual. En todos los casos, las presunciones admitirán prueba en contrario. 9. Contra una persona que revista la calidad de integrante o dependiente del Poder Judicial y del Ministerio Público, funcionarios policiales y militares y guardias de la seguridad privada, siempre que el delito fuera cometido a raíz o en razón de su calidad de tal. (*)

NOTA RELACIONADAS

La justicia sentenció a 24 años de prisión a Lulukhy Moraes en el juicio por el asesinato de Edwar Vaz

Asesinato de Edwar Vaz: hija de acusada clama por la inocencia de su madre

Confirman condenas a los seis acusados por el homicidio de Edwar Vaz Fascioli

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre