Un hombre que mostraba sus partes íntimas en una esquina céntrica fue derivado al Vilardebó

La justicia penal de turno dispuso la formalización de un hombre de 43 años, por la presunta comisión de dos delitos de ultraje público al pudor con un delito de daño, en calidad de autor. Asimismo, se dispuso en carácter de cautelar su compensación y evaluación en el hospital Vilardebó. Todo comenzó el pasado jueves, en horas de la mañana, cuando este señor rompió el vidrio de la parada de taxis de la plaza San Fernando. Fue detenido y derivado por la fiscal de turno al hospital, donde luego de ser atendido por el psiquiatra de guardia fue liberado. Pasaron unos días y este mismo señor fue denunciado nuevamente, esta vez por mostrar sus partes íntimas en la esquina de 25 de mayo y San Carlos. Los policías concurrieron al lugar y lo vieron in fraganti, cuando mostraba sus genitales a una mujer que pasaba por el lugar. Fue detenido nuevamente.
Enterada la Fiscal de turno dispuso que se realizara el análisis de los registros del sistema de cámaras del Centro de Comando Unificado y tras comparecer en la sede judicial se dispuso su traslado al Viladerbó.