Bebidas alcohólicas, tabaco  y cannabis son las drogas más consumidas en Maldonado

El objetivo fue conocer la prevalencia del uso de drogas en la población de 13 a 65 años en el departamento; se llevaron adelante 2.386 encuestas

Ayer se presentó en la Intendencia de Maldonado, los resultados del trabajo realizado en conjunto entre INTEGRA (Plan Piloto de Prevención y Tratamiento de Adicciones) y el Instituto Universitario Francisco de Asís sobre consumo de drogas en el departamento de Maldonado llevado a cabo entre agosto de 2023 y febrero de 2024. Para realizar la muestra se tomó como modelo la VII Encuesta Nacional sobre Consumo de Drogas en Población General, de la Junta Nacional de Drogas, organismo gubernamental de referencia en la materia.
El trabajo tiene como objetivo conocer la prevalencia del uso de drogas en la población de 13 a 65 años en el departamento. Para esto se llevaron adelante 2.386 encuestas realizadas en 16 localidades de 1.000 habitantes o más del departamento de Maldonado.
El trabajo concluye que la mayor prevalencia de consumo “alguna vez en la vida” en el departamento de Maldonado se da en: bebidas alcohólicas (80 %), tabaco (56 %) y cannabis (34 %). No obstante, hay un porcentaje importante de personas que declaran haber consumido sedantes (15 %) y cocaína (10 %). De quienes declararon haber consumido en los últimos 12 meses, ha sido principalmente estas sustancias: 69,6 % bebidas alcohólicas, 30 % tabaco, 21,5 % cannabis y 9,1 % sedantes. En los niveles educativos más altos, las personas tienden a probar sin necesariamente desarrollar una fidelidad al consumo de la droga -tabaco, cannabis y cocaína-.

Edad de comienzo
Otro comportamiento observado refiere a la edad en la que se prueba por primera vez y la conclusión es que se está experimentando a edades más tempranas. Los sedantes son la droga que tiene una edad promedio de inicio más tardía (29,4 años), mientras que el alcohol tiene la más temprana seguido del tabaco (15,9 y 16,6 respectivamente). Asimismo, se observa que el porcentaje de pluriconsumo -es decir, tres drogas o más- se da principalmente entre los 20 y 39 años y a partir de los 40 años este comportamiento comienza a disminuir. Es importante tener en cuenta que esto puede estar asociado al contexto sociocultural de cada generación.
En cuando al género, los resultados muestran que en términos generales son las mujeres quienes en promedio consumen menos que los varones, lo hacen con menor frecuencia y tienen un inicio más tardío. Sin embargo, cabe destacar que este comportamiento se invierte en el caso de los sedantes, donde los varones presentan una menor tendencia a consumir.
Asimismo, se observa que, en relación con el signo de dependencia, la brecha entre géneros tiende a reducirse para la cocaína, cannabis y pasta base.
Sobre la percepción de riesgo del consumo frecuente se subraya que es el cannabis la droga que presenta un menor porcentaje de riesgo alto (55,9 %), incluso por debajo de las drogas convencionalmente más aceptadas como lo son el tabaco (66,6 %) y el alcohol (67,9 %).
Respecto a la edad de inicio, el promedio es de 16 años en cuanto al alcohol; 18 años en referencia a la marihuana, y de 29 años de edad en el consumo de cocaína.
Sobre la marihuana, el 41 % presenta un consumo problemático. Y el otro factor que llama la atención es la franja etaria que más consume esta droga: las personas de 50 a 59 años -con 66,7 %- y de 40 a 49 -con del 62,5 %-.
Una vez discriminado por territorio y tomando en cuenta sobre el consumo en los últimos 30 días, Punta del Este, Pinares y Las Delicias actúa como la zona con mayor pluriconsumo con el 43 %, y Aiguá tiene el 37 %. Además, Punta del Este al igual que San Carlos-Balneario Buenos Aires-El Tesoro presentan el 88 % de consumo de alcohol, mientras que Aiguá es del 54 % y Pan de Azúcar el 52 %.

Foto de la realidad
El representante de UNIFA, Martín Marzano, expresó que era necesario realizar “una investigación profunda para saber dónde estamos parados”, lo que permitió tomar una foto de la realidad del departamento y los resultados servirán como insumo para la construcción de políticas públicas sobre prevención y tratamiento del consumo problemático de drogas. El Plan Piloto INTEGRA de la IDM usará esta herramienta para planificar su trabajo.
Por su parte, la representante de INTEGRA, Natalia Martínez, recordó que este Plan Piloto es coordinado por Darío Perez y que él al momento de asumir esta responsabilidad entendió que “más allá de la percepción que uno puede tener de la problemática, se debe contar con valores reales”. De esta forma surge la unión interinstitucional para hacer el trabajo de investigación.