Funcionarios del sector de obras de la Intendencia de Maldonado procederán esta mañana a la demolición de seis viviendas precarias construidas en el barrio presidente Kennedy.
Las seis familias pasarán de inmediato a vivir en las nuevas casas construidas en un fraccionamiento ubicado sobre la continuación de Avenida Aiguá de la capital departamental mientras que los escombros quedarán en el lugar para evitar los predios vuelvan a ser ocupados y se levanten nuevas viviendas precarias.
Con esta demolición serán cincuenta las casas tiradas abajo en el actual periodo de gobierno. En total aún residen en el barrio alrededor de 450 familias, que se mudarán durante la próxima administración de gobierno.

Siguen los traslados
En el lugar de la demolición se harán presentes el intendente Jesús Bentancur y el director general de vivienda, Alejandro Lussich, entre otras autoridades de gobierno.
“Culminado el realojo en el Placer, comprometido para este período de gobierno por el exintendente Enrique Antía, en febrero se comenzó con el traslado de las primeras 50 familias del asentamiento Kennedy. Ahora se continúa este proceso”, informó la Intendencia de Maldonado.
El propio director general de vivienda, Alejandro Lussich, explicó a Correo de Punta del Este que el departamento tiene en materia de solución de asentamientos un déficit de unas dos mil viviendas y que es imposible solucionar esta falta sin que se logre el concurso del gobierno nacional.
Para lograr los recursos necesarios también hay que lograr hacer caja con la venta del propio predio donde hoy se desarrolla el barrio Presidente Kennedy en el cual residen todavía unas 450 familias que necesitan contar con una vivienda.

Contenido publicitario