El Sindicato Médico del Uruguay, la Federación Médica del Interior y el Sindicato Anestésico Quirúrgico convocan a un paro médico nacional de 24 horas a realizarse el próximo jueves 10 de diciembre en defensa del salario médico, las condiciones de trabajo y una asistencia de calidad. “Defendiendo la salud de la población, solicitamos la adecuación de las consultas en policlínicas y las cirugías de coordinación de acuerdo a la evolución de la pandemia”, sostienen.
En esta línea, las tres gremiales médicas han resuelto llegar a esta instancia dado que durante el proceso de negociación que se desarrolla en el marco del Consejo de Salarios, “han sido escasas las señales brindadas por parte del sector empresarial, aprovechando el grave contexto que atraviesa el país por la emergencia sanitaria para ahorrar dinero a costa del salario de los trabajadores”.
De esta forma, el SMU, la FEMI y el SAQ “rechazan y consideran inaceptable” la postura adoptada por las empresas en la negociación y por ello se expondrá ante la opinión pública la plataforma por la cual se trabaja conjuntamente “para asegurar y velar por las condiciones laborales, los derechos adquiridos de médicos y médicas y luchar contra la pérdida de salario de los trabajadores: todos ellos elementos que contribuirán a la mejora de la calidad asistencial de la población”, se informó.