Dos hombres condenados por drogas; uno de ellos ya se encontraba en Las Rosas cumpliendo una pena por hurto

La Brigada Departamental Antidrogas trabajó en la misma línea de investigación por la que en febrero otro delincuente terminó en la cárcel

En los primeros días de febrero la policía informó sobre la condena a tres años de prisión de un hombre identificado como Gustavo Nicolás Arriola Clavijo por haber sido hallado autor penalmente responsable de un delito de negociación de sustancia estupefaciente prohibida.
Bajo esa misma línea de investigación, la Brigada Departamental Antidrogas continuó su trabajo y junto a la fiscalía de cuarto turno se realizó días atrás un allanamiento en una casa de Gregorio Aznárez, donde vivía Gustavo Adolfo Cabovianco Llamosa, de 26 años. Allí los efectivos policiales incautaron seis cartuchos calibre 38 y la suma de 17.660 pesos uruguayos. Además, fue detenido el dueño de casa quien ahora estará tres años tras las rejas por haber sido hallado autor penalmente responsable de un delito previsto en el art.31 del Decreto Ley 14.294 en la modalidad negociación en reiteración real con un delito de tráfico interno de municiones.
Pero la cosa no quedó allí, ya que luego de esa detención, otro hombre fue vinculado al caso. Se trata de Mauricio Casanova Toledo, de 24 años, quien desde el pasado febrero está en Las Rosas cumpliendo una pena por robo de motos y que fue conducido nuevamente a la sede judicial adonde fue condenado ahora como autor penalmente responsable de un delito continuado de suministro de estupefacientes a la pena de dos años de penitenciaria efectiva. Pena que comenzará a cumplir cuando finalice la que actualmente cumple.
Todos los implicados en el caso tenían antecedentes penales.

Requerida
En tanto, una mujer de iniciales R.V.S.P., de 24 años, fue formalizada por la presunta comisión de un delito previsto en el art. 31 del decreto – ley 14.294 en la modalidad de negociación. Dispuso la medida cautelar de prisión preventiva por el término de ciento veinte días.
Sobre la mujer pesaba un pedido de requisitoria en el marco de la Operación “Tornado” llevada a cabo el mes pasado por personal de la Brigada Departamental Antidrogas, que resultó con la formalización de dos hombres por la presunta comisión de un delito de negociación de sustancias estupefacientes prohibidas.
El pasado viernes mientras personal policial, patrullaba por Cerro Pelado, identificaron a R.V.S.P y la detuvieron.