El Sindicato Policial de Maldonado expresó su “repudio” ante agresión de policías a jóvenes

La gremial exigió además que el Ministerio del Interior dé una "pronta resolución" sobre los hechos y que al respecto emita un castigo, porque, según dijeron ese fue un hecho que "mancha a nuestra Policía Nacional"

El Sindicato Policial de Maldonado (Sipolma) difundió un comunicado en el que expresa su desaprobación al accionar de un funcionario policial que agredió con golpes de puño a un joven durante un procedimiento en Montevideo. En las últimas horas circuló por las redes sociales un video en el que se puede ver a tres jóvenes detenidos por la Policía (al parecer en el barrio Pocitos de Montevideo). En el video puede apreciarse cómo uno de los funcionarios policiales golpea a uno de los detenidos. Mientras estaban detenidos, uno de los jóvenes fue obligado a mostrar un registro gráfico en su celular y a eliminarlo, aunque aún no se sabe bien cuál era el contenido.

Fuera de toda norma
Ante esto, Sipolma se expresó. “Ante el hecho de público conocimiento donde un funcionario policial en un procedimiento agrede a un ciudadano reiteradas veces mediante golpes de puño en una actitud agresiva y fuera de toda norma del proceder policial. Nuestra Asociación expresa su total repudio a este tipo de acciones las cuales no representan a la gran mayoría de funcionarios policiales que día a día trabajan de forma honesta cumpliendo con la constitución, las leyes, decretos y reglamentos, respetando también los tratados internacionales sobre Derechos Humanos que nuestro Estado ha ratificado, siendo siempre nuestro principal objetivo el bienestar de todos los habitantes de la República”, dice el comunicado compartido.
La gremial de Maldonado exigió además que el Ministerio del Interior de una “pronta resolución” sobre los hechos y que al respecto emita un castigo, porque, según dijeron ese fue un hecho que “mancha a nuestra Policía Nacional”.
Desde la Comisión Directiva, Sipolma consideran que esta agresión se enmarca en prácticas con “resabios arcaicos de épocas pasadas que aún persisten en la institución policial” y por eso piden que sean “erradicadas para siempre”.
Desde el Ministerio del Interior se expresó en Twitter que se iniciará una investigación para determinar responsabilidades tras este hecho.