En Maldonado en el primer trimestre del año disminuyeron las rapiñas y los robos y aumentaron los homicidios

Durante los primeros tres meses del año se cometieron nueve homicidios, cuatro más que los registrados en los primeros tres meses de 2023 lo que representa un incremento del 80 por ciento

En el departamento de Maldonado en el primer trimestre del año en curso hubo un homicidio cada diez días, se denunció una rapiña por día y un hurto cada hora.
Durante los primeros tres meses del año se cometieron nueve homicidios, cuatro más que los registrados en los primeros tres meses de 2023 lo que representa un incremento del 80 por ciento.
Por Homicidio se entiende la muerte infligida a una persona en forma intencional e ilegal, por otra u otras. Se excluyen, pues, las muertes causadas por negligencia, suicidio o accidente, así como los decesos que son fruto de actos de funcionarios policiales en cumplimiento de la ley o de acciones realizadas por civiles en legítima defensa. Esta definición es consistente con la que emplean la mayoría de los organismos internacionales (por ejemplo la Oficina de Naciones Unidas para el Crimen y las Drogas), y de los cuerpos de Policía del mundo. Por tal motivo, su empleo facilita la realización de comparaciones internacionales que revisten considerable importancia tanto para fines prácticos como de investigación científica.
En el resto del país, en el primer trimestre de este año fueron consumados 83 homicidios, 15 menos que en mismo período del 2023. En Artigas, Flores, Florida, Salto, San José, Soriano y Treinta y Tres no se registraron homicidios en los primeros tres meses del 2024-
Según el Ministerio del Interior, el 59 por ciento de los homicidios ocurren en la vía pública o en espacios abiertos. El 33 por ciento en el interior de viviendas y el 2 por ciento en los centros de reclusión. En otros lugares sin identificar se registra el 6 por ciento de los homicidios. Entre el 1º de enero y el 31 de marzo pasados no se registraron homicidios ni en locales comerciales, ni en bares, ni en cantinas, ni en centros nocturnos. Tampoco en medios de transporte. De los 83 homicidios registrados en el país, 56 fueron cometidos con armas de fuego y de ese total, se logró aclarar el 47 por ciento. El 4 por ciento de esos homicidios fue cometido por adolescentes. Del total de homicidios, el 88 por ciento de las víctimas fueron hombres y el 12 por ciento mujeres.

Rapiñas
Entre el 1º de enero y el 31 de marzo fueron denunciadas 96 rapiñas. En el mismo período del año anterior se radicaron 119 rapiñas en todo el departamento. Una disminución del 20,17 por ciento si se toman en cuenta las denuncias presentadas en cada uno de los referidos trimestres. Los datos fueron aportados por el Ministerio del Interior.
En todo el país, en el trimestre enero-marzo 2024 fueron denunciadas 5.033 rapiñas, 24,20 por ciento menos que las presentadas entre enero y marzo de 2023. En el ámbito nacional, la mayor cantidad de denuncias de rapiña fueron radicadas por transeúntes, luego por comerciantes, motociclistas, repartidores, taximetristas, conductor de ómnibus, menores, automovilistas y en casas de familia.Se clasifican como rapiñas todos los incidentes en que se sustrajo o intentó sustraer, por medio de la fuerza o amenaza de uso de la fuerza, cualquier objeto o propiedad, al cuidado o bajo la custodia de otra o varias personas.

Hurtos
En el primer trimestre del año fueron denunciados 2.344 hurtos un 4.9 por ciento menos que las radicadas en el mismo periodo del 2.023 cuando fueron 2.645. Entre el 1º de enero y el 31 de marzo pasados en todo el país fueron denunciados 28.377 huertos contra los 30.778 del mismo trimestre del 2023.
Se entiende por hurto cualquier acto que implique sustraer, tomar o apartar ilegalmente cualquier propiedad o bien mueble de la posesión, control o custodia legítimos de cualquier persona. A modo de ejemplo, incluye delitos como el hurto de vehículos de motor, el hurto de piezas de vehículos, el hurto de efectos depositados en el interior de viviendas y vehículos, el hurto de artículos comerciales del interior de tiendas, el “arrebato” de carteras o teléfonos celulares, el hurto de bicicletas, etc.; siempre y cuando ninguno de estos hechos impliquen violencia abierta, la amenaza de violencia o el fraude.