Equipo de gestión del Hemocentro cuestiona declaraciones del responsable de la Cátedra de Medicina Transfusional

Para el equipo de gestión del Hemocentro Regional de Maldonado “las expresiones realizadas relatan una realidad que no corresponde a todo el territorio nacional”

El Hemocentro Maldonado emitió un comunicado en el que ponen en conocimiento de la población su desacuerdo con las declaraciones vertidas en distintas notas de prensa en medios de comunicación a nivel nacional, por parte del responsable de la Cátedra de Medicina Transfusional, “y su apreciación sobre la donación voluntaria de sangre en el Uruguay”.
Para el equipo de gestión del Hemocentro Regional de Maldonado “las expresiones realizadas relatan una realidad que no corresponde a todo el territorio nacional” y ante las mismas sienten “la necesidad de destacarlo, por respeto a los donantes con que cuenta el Hemocentro en cada rincón del país; que constituyen la tercera parte del total de donantes que hoy cuenta el Uruguay; por respeto a todo el personal técnico y administrativo que trabaja en la captación y promoción de la donación de sangre en toda la región Este del país, y desde la pandemia, en todo el territorio nacional; y por respeto también a las cientos de Instituciones que desde distintos puntos del territorio trabajan junto al modelo del Hemocentro organizando Jornadas Voluntarias con el Hemobus y UMA”, señala el comunicado.
Según el mismo, en las notas referidas, se manifiesta que “en vísperas de feriado o los días de clásico del futbol uruguayo o cuando juega la selección los bancos de sangre se llenan”, una generalidad que el Hemocentro no comparte “en lo más mínimo en honor a los cientos de donantes voluntarios que diariamente acuden a nuestras jornadas, tanto en el Hemocentro, Hemobus y en UMA (Unidad Móvil de Aféresis); estos donantes voluntarios, reiterados, y fidelizados, son el 67% del total de los donantes del modelo Hemocentro, que hoy es ejemplo en el país y destacado en el exterior”.

No a las generalizaciones
El comunicado señala además, que las declaraciones no se ajustan a la realidad “cuando se generaliza y se menciona que predomina la franja de donantes entre 40 a 50 años y que se debe bajar la edad de los donantes y cambiar la mentalidad que existe al respecto” ya que las mismas desconocen o ignoran “el trabajo que se viene desarrollando desde el año 2011 en el área pública, con el Programa de Donación de Sangre en las Escuelas (*) el que se comienza con niños desde los 10 años de edad, y hoy aquellos niños que comenzaron como promotores son la nueva generación de donantes que estamos recibiendo. Nuestra mayor franja de edad de donantes oscila entre los 22 – 30 años; muy por debajo de la generalidad mencionada”.
Otro tema con el que el Hemocentro está en desacuerdo es el de “tener una correcta trazabilidad de la sangre, con la utilización de “microchips” en las bolsas”, ya que esa “tecnología que ha sido probada en centros de primer mundo y debido a sus altos costos y baja seguridad en el producto final, no es implementada”. De esa manera, también se desconoce o ignora “el sistema que utilizamos desde nuestros inicios, junto a todos los servicios de Medicina Transfusional del país, el cual mediante un código de barras único, permite saber, quién, cómo, cuándo, y qué sucede con cada unidad de glóbulos rojos, plasma o plaquetas de cada banco de sangre del país integrados a la red”, explicaron.

Al Norte
“La realidad descrita, o ignorada que se desprenden de las declaraciones mencionadas, no pertenecen a la existente en nuestros servicios públicos, tanto es así, que actualmente desde ASSE se está trabajando conjuntamente con autoridades, instituciones y fuerzas vivas de Paysandú, para implementar el modelo Hemocentro en la región Norte”.
El comunicado continúa señalando que “las expresiones de deseo en esas declaraciones de cómo deberían ser los procesos de donación de sangre, en parte es la descripción de nuestro modelo y nuestra realidad; construida en base a planificación, educación, concientización, compromiso, y profesionalismo aplicado a la donación de sangre”.
El comunicado finaliza diciendo: “este tipo de expresiones desconoce, o ignora los más de 27.000 donantes voluntarios, reiterados y fidelizados, a los que nos debemos, y con los que cuenta todo el sistema de salud del país como reserva; desconocerlos o ignorarlos, no los hará desaparecer”.