En el marco de los operativos de control realizados en los últimos días por la Intendencia, el coordinador de la Dirección de Gestión Ambiental, Carlos Medina, informó que nuevamente se encontraron irregularidades en algunos establecimientos que carecían de la autorización correspondiente y no cumplían con ningún protocolo.
En el último fin de semana de noviembre se detectaron ocho lugares donde se procedió al cese de actividades; una de las actuaciones más relevantes se registró en un bar clandestino ubicado en barrio Hipódromo en el que había 214 personas. En este caso, además del cuerpo inspectivo de la Intendencia también participó del procedimiento el Ministerio del Interior.
Medina anunció además que se reforzarán los controles, principalmente los fines de semana. Estas acciones irán en consonancia con las nuevas medidas que se anunciarán por parte del Poder Ejecutivo para tratar de frenar la escalada de contagios de Covid-19 en Uruguay.