IDM radicó una denuncia penal contra el propietario de una chatarrería y otra contra el dueño de una moto

En uno de los casos la comuna procedió varias veces a la clausura de una chatarrería de La Capuera pero el responsable de la misma hizo caso omiso y mantuvo abierto el local sin regularizar la situación

Los hechos de apariencia delictiva fueron constatados por funcionarios municipales de las direcciones generales de Tránsito y Transporte y de Gestión Ambiental

El Intendente Enrique Antía ordenó el pasado miércoles 5 de junio la radicación de dos denuncias penales por la presunta comisión de hechos de apariencia delictiva constatados por funcionarios municipales de las direcciones generales de Tránsito y Transporte y de Gestión Ambiental.
Uno de los casos se refiere a la constatación mediante vigilancia electrónica de la circulación en la vía pública de una moto marca Yumbo, color negro, de 125 cc cuyo propietario el 7 de marzo de 2018 denunció el extravío de la matrícula y de la libreta de propiedad. Acto seguido, tramitó ante la Intendencia de Maldonado la baja del registro de la moto.
Las actuaciones continuaron el 18 de diciembre del 2023 cuando un equipo del Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO) de la Jefatura de Policía de Maldonado detuvo, en un procedimiento efectuado en la intersección de las calles “A” y “Pejerrey” de la Capuera, a un conductor que circulaba en la misma moto, que en ese momento fue incautada y depositada en el Destacamento de Sauce de Portezuelo.
Funcionarios municipales confirmaron que el vehículo había sido empadronado el 12 de enero de 2010 por la misma persona que tiempo después pidió la baja del registro correspondiente.
“Realizado el peritaje correspondiente a los efectos de corroborar número de motor, chasis y matrícula del rodado, se dictamina que se corresponden con los originales y la matrícula se encuentra partida”, señaló el informe elaborado por los funcionarios municipales. A partir de otro informe elaborado por la dirección de asuntos legales de la Intendencia, el jefe comunal dispuso la radicación de una denuncia penal contra el dueño de la moto.

Desacato
Por otra parte, funcionarios de la Dirección de Higiene y Bromatología de la Intendencia de Maldonado se constituyeron a comienzos del 2023 en un local comercial que funciona como “chatarrería y depósito” ubicado en la calle Tacuara entre Madre Selva y Avenida del Lago del paraje La Capuera de Laguna del Sauce.
Los inspectores constataron que el comercio no contaba con la habilitación higiénica correspondiente por lo que su propietario fue notificado para regularizar la situación y
vencido el plazo que se le había otorgado, los inspectores se constituyeron en el lugar para ejecutar la clausura del mismo.
El 20 de marzo de 2023 se le concedió un nuevo plazo lo que fue notificado cuatro días después. Vencido ese plazo y ante la falta de respuesta del comerciante, los inspectores municipales se constituyeron otra vez en el lugar, el 10 de agosto del 2023, para colocar una faja de clausura. Sin embargo, el 6 de setiembre siguiente los inspectores constataron que el comercio continuaba abierto y atendiendo al público.
“Ante el contumaz incumplimiento de las notificaciones practicadas, sin verificarse la regularización de la situación en infracción, por Resolución Nº 09811/2023 de 26/10/2023, la Dirección General de Gestión Ambiental resolvió: ”1°) Encomiéndase a la Dirección de Higiene y Bromatología la clausura preventiva de DEPOSITO Y CHATARRERIA, ubicado en La Capuera Padrón 15959 hasta que regularice la situación comercial, presente recibo de pago correspondiente a la habilitación higiénica del año en curso y la documentación pertinente para obtener la autorización para mantener actividad comercial en el rubro, en cumplimiento de la Ordenanza de Salubridad e Higiene y demás normas concordantes; 2º) Notifícase al responsable, que la constatación de actividad comercial dará lugar a la iniciación de acciones penales por desacato a la orden de clausura”.
Finalmente, otra inspección cumplida el 22 de diciembre de 2023, constató que el comercio continuaba abierto por lo que, de acuerdo a los informes elevados por distintas reparticiones, el intendente Enrique Antía autorizó la radicación de una denuncia penal por el delito de desacato en la fiscalía que por turno corresponda. Además, ordenó la clausura del local.

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre