La Intendencia de Maldonado dispuso la reducción del 25 por ciento el monto del canon anual que deben pagar los concesionarios de playa del departamento de Maldonado.
La decisión adoptada el pasado 25 de marzo por el intendente Enrique Antía se suma a otra medida similar del 9 de diciembre del 2020 que había resuelto ajustar los contratos de concesión de paradores aplicando el IPC correspondiente y luego aplicar una reducción del 25 por ciento.
El porcentaje de descuento aplicado por la administración municipal, luego de aplicar los correctivos del IPC correspondientes, alcanza al 43,25 por ciento del monto inicial fijado por la licitación efectuada en el año 2016 por la anterior gestión del intendente Enrique Antía.
En la última resolución también se fijó un nuevo plazo para el pago de la concesión ajustada a la baja que finalizará el próximo 30 de abril sin multas, ni recargos.
Aquellos concesionarios que a la fecha de la promulgación de la referida resolución hayan abonado el canon por la explotación del parador que actualmente gestionan podrán acceder a un crédito a favor equivalente al pago efectuado en exceso para poder cancelar futuros compromisos.
En los considerandos de la resolución se describe la complicada situación generada por la decisión del gobierno nacional de prohibir el ingreso de personas por las fronteras terrestres, marítimas, fluviales y aéreas hasta el 10 de enero del año en curso. Además, recordó que el mismo gobierno dispuso el ingreso de turistas que cumplieran algunas exigencias.

Mitigar las consecuencias
Desde la Dirección de Hacienda de la Intendencia se expresó: “como forma de coadyuvar a la situación económica generada en la presente temporada, causada por la pandemia que nos afecta (..) complementar el abatimiento del canon ya establecido (..) llevándolo a un 50% en total, por la Temporada 2020-2021”.
Desde la misma repartición también se recalcó la necesidad de contemplar en la última rebaja a los concesionarios que en ese momento pagaron el monto establecido por la licitación.
“Las medidas adoptadas desde la aparición de la pandemia han repercutido no solo en la vida social de los habitantes sino también en la economía, dado que muchas de las actividades se han visto restringidas o afectadas; por consiguiente, se estima conveniente viabilizar lo sugerido a efectos de mitigar las consecuencias provocadas por la pandemia para este sector de actividad, máxime cuando han contribuido a mantener fuentes laborales”, sostiene la referida resolución.

Contenido publicitario