La Agrupación de Guardavidas Maldonado (A.G.M) dio a conocer, a través de un comunicado en su muro de Facebook, “su preocupación ante las declaraciones a un medio de prensa del supervisor de guardavidas de la Intendencia de Maldonado en donde expresa “extraoficialmente”, que el servicio de guardavidas este año no se brindará en los fines de semana de noviembre”. Desde el año 2018 los guardavidas comienzan sus tareas a partir de mediados de noviembre, durante los fines de semana, y luego de manera continua desde el 1ero de diciembre hasta el 31 de marzo, incluyendo semana de turismo, dijeron. “Esta decisión es tomada por las autoridades de la intendencia de manera unilateral, sin consulta previa a los trabajadores, quienes nos enteramos de ella por el mismo video”, dijeron. Según manifiestan, teniendo en cuenta “el contexto de pandemia en el que estamos inmersos, y que las playas serán el lugar por excelencia donde la población podrá recrearse y disfrutar al aire libre manteniendo el distanciamiento físico, creemos que esta decisión es errada y deja desprotegida a toda la población que hace uso de las playas de Maldonado”.
Ya el día anterior los guardavidas habían hecho saber su inquietud porque ninguna de las ochenta y dos torres de vigilancia “que aseguran una buena visión de la playa, y protegen a los guardavidas de los vientos fuertes y el sol”, estaban armadas. “Teniendo en cuenta que ya hay una gran concurrencia en las playas, y que la asiduidad de público comienza a incrementar en noviembre, les pedimos a los usuarios de las mismas que extremen sus cuidados a la hora de ingresar al mar”, finalizó el texto.

A la espera
Por su parte, consultado por Correo de Punta del Este, el director de deportes de la IDM, Martín Laventure dijo que esta administración siempre ha tenido un “excelente diálogo” con los guardavidas y ·que no toma de forma oficial ni lo que aparece en redes sociales, ni tampoco declaraciones de funcionarios. Anunció que el próximo martes está programada una reunión en la que se verán los detalles para una temporada que será muy particular, en la que sin embargo la comuna planea brindar “los mejores servicios como se ha hecho hasta ahora”.
“El año pasado se pudo comenzar a brindar el servicio durante algunos fines de semana de noviembre, ahora había que esperar algunas definiciones de carácter nacional en cuanto al manejo de las playas”. Asimismo, destacó que además de la emergencia sanitaria, también hay una situación muy particular de transición entre una administración y la otra.

Contenido publicitario