“Laguna Garzón”, por José L. Rapetti Tassano

Las reservas de agua dulce en el Planeta son escasas y finitas, por lo que las generaciones actuales debemos procurar desde ya tomar medidas para preservarlas. Es una obligación para nuestras necesidades actuales, así como para asegurar a las generaciones futuras su utilización.
Naciones Unidas en Resolución N° 64/292 de la Asamblea General de 28 de julio de 2010, reconoció expresamente el DERECHO HUMANO AL AGUA Y AL SANEAMIENTO. Antes, en Uruguay en el plebiscito de octubre de 2004, por abrumadora mayoría se aprobó la Reforma Constitucional, donde en el artículo 47, inciso 2 se estableció al AGUA Y AL SANEAMIENTO COMO UN DERECHO HUMANO FUNDAMENTAL.
MIRADA GENERAL A LA SITUACIÓN. Un 97 con 5 por ciento del agua del Planeta es salada, en tanto que el restante 2 con 5 por ciento peligra en cantidad y calidad. Tomamos de Le Monde Diplomatique, francés, de octubre de 2018, que del volumen total de la Tierra un 2 con 8 por ciento es agua dulce; que de ese volumen el 69 con 7 por ciento se encuentra en los Glaciares, un 30 por ciento en los Acuíferos, un 0,3 por ciento en aguas de superficie (ríos, lagos etc.); quedándonos sin la actualización de algunos de esos datos, como por ejemplo de los Glaciares dado el comprobado deterioro especialmente en el Ártico. Agrega la prestigiosa publicación que son 37 los Acuíferos importantes, de los que 8 tienen sobreexplotación y sin posibilidades de renovación.
NACIONES UNIDAS estima que para 2025 habrá estrés hídrico, o sea un consumo menor por persona a 1.700 metros cúbicos en un año. En Chile el director de Le Monde Víctor Hugo de la Fuente, estima que 70 millones de personas en nuestra América Latina padecen la falta de agua potable. Esto nos revela el drama mundial que se avecina y todas consecuencias inimaginables para muchos, que hoy no prevén o no quieren creer que el agua debe tener un uso racional y especialmente cuidarse sus fuentes.
En el Parlamento uruguayo quedó consignado hace muy pocos años en Comisión, la preocupación por el Acuífero Guaraní del ex Sub Secretario de Medioambiente Jorge Rusck, respecto que Brasil realiza operaciones de fracking (o sea fracturación hidráulica), no aportando información a los demás Países del Mercosur, especialmente a los Platenses y el eventual daño a esa importante masa, de la que Uruguay tiene 55.000 kilómetros de superficie al Norte del Río Negro.

MALDONADO
Podemos afirmar que no hay un Departamento con tanta variedad y cantidad de fuentes de agua dulce como Maldonado. Arroyos importantes, lagunas como la del Sauce, del Diario, Blanca, de Los Flamencos, José Ignacio, Escondida y Garzón. La atención mayoritaria en cuidados por su importancia, en la provisión de agua para la mayor parte de la población departamental es la Laguna del Sauce. Allí la Intendencia ha tomado la iniciativa en concordancia con la DINAMA, promulgando un Decreto Departamental donde establecen las Medidas Cautelares tendientes a la preservación de la Cuenca de Laguna del Sauce, entre otras medidas como la integración de una Comisión con participación de la Junta Departamental y organismos como la OSE para control de la misma.
Entendemos particularmente que debe extenderse ese control a otras fuentes hídricas como Arroyos y las Lagunas precitadas. Por eso presentamos en la Junta Departamental un proyecto de modificación en la composición de esa Comisión de Cuenca, establecida en el Decreto Departamental 3753/ 2001, el cual fue considerado en Comisión de Medio Ambiente y sin ser aún aprobado.
En dicho proyecto se ampliaba el objeto, dotando a la Comisión Honoraria de una mayor presencia ejecutiva de la representación política (Intendencia y Junta Departamental) y técnica del Departamento de Maldonado, a fin de no depender de voluntades ajenas a nuestros intereses departamentales. Se trata de estudiar los problemas que frecuentemente se presentan en torno a la preservación de la pureza del agua dulce para la Población. Básicamente el mal uso de agroquímicos, utilización en laboreos de suelos con cercanías o pendientes a los cauces de afluentes, la utilización de las aguas de superficie para navegación de distinta índole, o la permisividad de construcciones en medios no urbanizados y contaminantes próximos a los cauces de Lagunas y Arroyos surtidores actuales o futuros de agua para el consumo humano.

LAGUNA GARZÓN
Nos merece consideración especial la situación de la Laguna Garzón. Después de la Laguna del Sauce es el mayor volumen de agua dulce de superficie que tenemos. Es una potencial fuente hídrica de abastecimiento en un futuro muy próximo, sea para los balnearios de su entorno, tanto en Maldonado como en Rocha, pero también para lo que inicialmente destacábamos como Derecho Humano fundamental, en el marco de los Derechos Humanos de última generación reconocidos por Naciones Unidas para un Desarrollo Sostenible. Eso significa que el mismo derecho a la utilización de los bienes del Planeta que gozamos hoy, también lo tienen las generaciones futuras. De consiguiente no podemos depredar esos recursos como el agua dulce que es indispensable para la vida. Laguna Garzón tiene un enorme potencial en su caudal, pero hoy esa masa de agua está amenazada por la falta de control y una auténtica política cautelar.
El lado Oeste principalmente pertenece al Departamento de Maldonado; el lado Este principalmente de la costa de la Laguna pertenece a Rocha. Precisamente la mayor preocupación surge del lado de Rocha. Hace unos años se ha ido formando un asentamiento irregular sobre la costa rochense junto a lo que hoy es el puente sobre la Laguna. Originariamente hubo algunos escasos pescadores que tenían viviendas transitorias para sus períodos de pesca artesanal. La formación de ese asentamiento se viene consolidando agresivamente sobre arenas y las aguas de la Laguna; se debe abordar y encontrarse soluciones diferentes a esa inacción gubernativa de estos últimos años. Ese crecimiento no ha sido advertido por las autoridades Departamentales de Rocha, ni tampoco por la DINAMA. El amontonamiento de construcciones precarias y otras no tanto, constituye una situación no deseable para las condiciones de vida de sus pobladores. Hace cerca de 15 años se va instalando el asentamiento en una demostración de dejadez de la Intendencia de Rocha poco comprensible, pues sus últimos Intendentes han visitado el lugar, e inclusive hubo presencias importantes, hasta el Presidente de la República Sr. Mujica, participó junto a autoridades rochenses en la inauguración del puente sobre la Laguna; debió verse por lo menos en ese momento que junto a la cabecera del puente sobre costa de Rocha, había un asentamiento. Igual observación le cabe a los entonces directores y los técnicos de la DINAMA QUE TANTO VISITARON EL LUGAR. COMERCIOS. Tampoco advirtieron las autoridades de la Intendencia de Rocha que existen por lo menos dos emprendimientos comerciales contra el agua de la Laguna. Uno inclusive está sobre pilotes en el agua, son emprendimientos comerciales, por tanto tienen fines de lucro y no pueden ampararse en la condición de pescadores.

INTERROGANTES:
¿La Intendencia de Rocha no percibe que esos ciudadanos asentados tienen derecho a mejores condiciones de vida que las actuales? ¿No tiene hoy esa Intendencia recursos suficientes para realojar a esas personas, en condiciones de tener estabilidad con un título de propiedad de sus casas y en una auténtica urbanización con la higiene y servicios que hoy carecen? ¿Hizo la Intendencia de Rocha algún estudio social serio sobre la composición, ocupaciones, las sanitarias y educativas sobre esos pobladores? ¿Qué se sabe de la actividad comercial de esos comercios citados y sus responsables? Por último: ¿Donde imaginan la DINAMA Y LA INTENDENCIA DE ROCHA QUE VAN LAS AGUAS RESIDUALES DE LAS VIVIENDAS Y LOS COMERCIOS ESTABLECIDOS SOBRE ESA COSTA? ¿No creen DINAMA e INTENDENCIA DE ROCHA que han sido omisos en cuidar el AGUA DULCE y los valores ambientales que son Derechos Fundamentales?
Sabemos que el CURE, de nuestra Universidad de la República se ocupa de estudios sobre ese terreno. Eso nos permite ser optimistas en la preservación racional de la Laguna Garzón, tanto de su agua dulce para consumo humano, como para la conservación de la biodiversidad, los humedales que la protejan, y un ambiente amigable para el disfrute de todos.

1 COMENTARIO

Comments are closed.