Junta Departamental autorizó construcción del financista argentino Juan Ball en Manantiales

La iniciativa, votada en la madrugada de este miércoles, disparó la reacción de la bancada frenteamplista cuyos integrantes cuestionaron los parámetros concedidos a Ball y la falta de información técnica en el expediente

El proyecto “The Colette II” consiste en la construcción de un bloque de veinte metros de altura desarrollado en planta baja y cuatro pisos con veinticuatro unidades y penthouse

La Junta Departamental votó por 22 en 31 votos la viabilidad solicitada por la Intendencia de Maldonado para la construcción del proyecto “The Collete 2” de Manantiales.
El nuevo proyecto se levantará en el predio contiguo al edificio “The Collete 1”, una iniciativa del financista argentino Juan Ball asociado con su compatriota Federico Álvarez Castillo.
La propuesta consiste en la construcción de un bloque de veinte metros de altura desarrollado en planta baja y cuatro pisos con veinticuatro unidades y penthouse.
Ball, que reside en los Estados Unidos, llegó a fines de enero para ultimar los detalles del nuevo proyecto que todavía estaba a estudio de la comisión de obras de la Junta Departamental.
En ese entonces, el empresario llegó en un sofisticado Grumman Gulfstream G650 procedente de Inglaterra acompañado de un grupo de amigos y estrechos colaboradores. El desembarco de Ball en la zona fue esperado con ansiedad en el mundo del negocio inmobiliario local ya que confirmaba el comienzo de las obras de la segunda etapa de The Colette, una de las inversiones del financista y uno de los edificios más caros de la costa este del país.
Años atrás, junto a su socio Federico Álvarez Castillo compró en unos siete millones de dólares el predio lindero al edificio The Colette que tiene entre sus propietarios a Joe Gebbia, uno de los cofundadores de Airbnb y dueño de una fortuna de 6.100:000.000 dólares. Gebbia posee tres unidades en uno de los pisos superiores del edificio, uno para su uso y otros dos destinados a agasajar a amigos cercanos y sus más estrechos colaboradores.

Votación
La iniciativa, votada en la madrugada de este miércoles, disparó la reacción de la bancada frenteamplista cuyos integrantes cuestionaron los parámetros concedidos a Ball y la falta de información técnica en el expediente tramitado primero ante la Intendencia y luego en la comisión de obras de la Junta Departamental. Entre los parámetros cuestionados, los ediles frenteamplistas denunciaron que la altura permitida en ese lugar es de siete metros y la concedida supera los veinte metros. Lo mismo ocurre, según los opositores, con los factores de ocupación total y de superficie, muy por encima de lo establecido por la Ordenanza de Construcción. El edil Joaquín Garlo (MPP) sostuvo que no solo falta información sobre si el edificio impacta en el retiro de faja costera sino que no se tomó en cuenta la difícil situación que existe en materia de suministro de agua potable. El tema del agua potable fue descartado por el edil oficialista Ignacio Méndez.

Ordenanza y proyecto

-La ordenanza vigente para esa zona es de 7 metros de altura, con un Factor de Ocupación del Suelo y un Factor de Ocupación Total de 50 y permite Planta Baja y Planta Alta.

-Para The Colette 1 se aprobaron excepciones: su altura es de 19,8 metros, con Pb, Pa y Ph. El FOT es de 254,87 y el FOSv 47,39.

-Para el proyecto actual se solicitó una altura de 20,63 metros, con Pb, Pa y Ph, un FOT de 168,74 y un FOSv de 40,92.

 

La historia del lugar
En octubre de 2020 una abogada argentina ofertó 6:900.000 dólares y se quedó con el predio de 6.075 metros cuadrados ubicado en la faja costera del balneario de Manantiales a la altura del kilómetro 163 de la ruta 10 en un acto realizado en Centro Español de Maldonado y del cual participaron los principales inversionistas del negocio inmobiliario de Punta del Este y alrededores.
Por el monto alcanzado y la superficie del predio, ubicado en primera fila junto al mar, se trató de uno de las subastas judiciales más importantes de los últimos tiempos. El remate judicial del citado y cotizado predio duró poco más de seis minutos luego de la primera oferta de 3:000.000 de dólares realizada por el desarrollista Sergio Grosskopf.
Varios de los empresarios presentes ofertaron por el bien hasta que la citada abogada, que formaba parte de la acreedora del juicio, hizo la última oferta la que fue aceptada por el rematador al bajar el martillo. La abogada representaba a la firma Tanosis SA, propietaria del terreno lindero donde el empresario de la moda Federico Álvarez Castillo y Juan Ball construían el complejo The Colette. Este desarrollista cobró notoriedad, aún más de la que tenía, por ser el ocupante de la chacra de José Ignacio donde veranos atrás fue lanzado un chancho faenado a la piscina.
“Lo que me enamoró del proyecto fue su ubicación inmejorable, pero sobre todo la libertad que me dieron los desarrolladores para crear y liderar un equipo muy talentoso”, dijo Álvarez Castillo en una entrevista concedida tiempo atrás. “No sé mucho sobre eso. Nunca me ha interesado demasiado y jamás esperé el buen momento para invertir. Sí siento el momento que me dicta mi instinto. Al ser un proyecto que está fondeado, no tiene riegos financieros y estamos vendiendo a partir 8.000 dólares el metro cuadrado. Como son pocas unidades la comercialización la hacemos nosotros y este verano tendremos un showroom de ventas con la misma ubicación del futuro edificio”, agregó en la misma nota.

Lío de años

El remate de 2020 puso fin a un largo trámite judicial que insumió 5984 días desde que la firma acreedora presentó el primer escrito un ya lejano 1º de junio de 2004. Fueron dieciséis años, cuatro meses y catorce días de trámite judicial donde actuaron al menos cinco jueces, varios actuarios –algunos de los cuales se jubilaron hace tiempo-, dos rematadores –uno de ellos fallecido- y decenas de abogados.
El 5 de agosto de 2008 la entonces jueza Mónica Pereira, titular del juzgado dictó una resolución por la cual se dispuso el remate de ese padrón. El expediente se caratuló como “Tanosis SA c/Durbay Security Corp y otro. Ejecución hipotecaria”. La firma deudora fue la propietaria en su tiempo del complejo Las Dunas de Manantiales (foto) que se levantó, hasta su demolición, en el padrón que ocupa actualmente The Colette 1. Algunos participantes de la subasta aseguraron que la deuda contraída por la firma acreedora alcanzó los 40 millones de dólares. Otros, en cambio, indicaron que la deuda contraída era de 4 millones de dólares.

 

2 COMENTARIOS

  1. Vergonzoso fallo. El que viene pur la derecha no sirmpre tiene prioridad. Las intendencias han abusado por años de poner carteles de Ceda el paso jystamente en oposición a esta preferencia. Con esa práctica han generado en los conductores el hábito de que no siempre el de la derecha tiene la preferencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre