Ministro de Turismo viaja a Brasil donde tratará de destrabar la compleja situación de los cruceros

La medida impuesta por las autoridades sanitarias brasileñas solo permite actividades de estas embarcaciones en su mar territorial

El ministro de Turismo, Tabaré Viera, partirá en los próximos días a Brasil con dos objetivos. Por un lado, participar de una reunión presencial de los ministros de Turismo del Mercosur que se cumplirá en la norteña ciudad de Recife entre los días 21 y 23 de este mes. Por otro, tratar de destrabar la compleja situación generada por la prohibición brasileña de no permitir el ingreso de cruceros. Viera, en una informal rueda de prensa cumplida este jueves, reveló que alcanzó un “compromiso verbal” con su par brasileño Gilson Machado Neto y, si bien tiene la esperanza de lograr un resultado positivo con su gestión ante las autoridades brasileñas, reconoció que, aun alcanzando un acuerdo, la cantidad de cruceros será “menor a la esperada”. Viera sostuvo que este tema estará sobre la mesa de los ministros y espera que el propio presidente Jair Bolsonaro esté presente en algunas de las reuniones.

Con tristeza
La medida impuesta por las autoridades sanitarias brasileñas solo permite actividades de los cruceros en su mar territorial e impide el ingreso de embarcaciones de este tipo a sus puertos.
Si bien las medidas aplican a todas las empresas de cruceros que operan en el Atlántico Sur durante el verano austral, el impacto mayor fue la decisión de la naviera Mediterranean Shipping Company, conocida por sus siglas MSC, que tiene la mayor cantidad de barcos operando en el verano austral. No solo la mayor cantidad. También los más grandes y de mayor cantidad de pasajeros.
«Con mucha tristeza hemos tenido que tomar la decisión de cancelar la temporada de cruceros desde los puertos de Buenos Aires y Montevideo, las razones expresadas nos exceden como compañía y nos impiden poder llevar adelante la presente temporada. Siempre fue nuestro objetivo velar por un reinicio gradual y seguro de las operaciones en los puertos de Buenos Aires y Montevideo, garantizando la logística y los procedimientos necesarios basándonos en nuestro protocolo integral de salud y seguridad, que ya ha demostrado su efectividad tanto en Europa como en el Caribe donde reiniciamos las operaciones con el apoyo del mismo», dijo Javier Massignani, director de MSC Cruceros en Argentina. «Continuaremos sosteniendo nuestro compromiso con el mercado argentino y uruguayo y es por esto que queremos adelantarles algunos detalles de la Temporada 22/23, la que será una gran temporada para la región” agregó Massignani.

Comunicado de MSC
Desde principios del presente año y continuando el camino iniciado el año pasado en pos de lograr el reinicio seguro de las operaciones de crucero en el Puerto de Buenos Aires, MSC Cruceros ha estado trabajando en estrecha colaboración con las autoridades de Argentina, Brasil y Uruguay a fin de poder establecer protocolos y normas de operación conjuntas para la temporada de cruceros 2021/2022 desde Buenos Aires y Montevideo bajo esta nueva normalidad.
En este sentido es de destacar el incondicional apoyo brindado por las autoridades locales tanto de Argentina y Uruguay a nuestras solicitudes. Desafortunadamente y a pesar de los incansables esfuerzos realizados por todas las partes, el pasado día 2 de octubre de 2021 la República Federativa de Brasil ha dictado la Ordenanza número 657 de donde surge que la operación de cruceros en Brasil queda restringida exclusivamente a aguas jurisdiccionales brasileras, vale decir solo cabotaje. Situación que deja fuera de las posibilidades los itinerarios hacia y desde Argentina y Uruguay.
En consecuencia y en pos de la inminente proximidad con la fecha de inicio de las operaciones, hemos tenido que tomar la difícil decisión de cancelar la temporada 2021/2022 de MSC Cruceros de los buques MSC Sinfonia, MSC Orchestra, MSC Preziosa y MSC Splendida que tenían previsto realizar su temporada desde y hacia los puertos de Buenos Aires y Montevideo.
La presente temporada en Brasil incluirá 3 modernos barcos y contará con 4 puertos de embarque disponibles en Brasil: Santos, Río de Janeiro, Salvador y Maceió, los cuales permitirán el ingreso de huéspedes extranjeros siempre que ingresen al país en avión y cumplan con todos los protocolos descritos en la ordenanza.