Se cumplió este miércoles el inicio del realojo de casi cuatrocientas familias del barrio Kennedy

Se espera que el proceso culmine a fines del año en curso cuando todos los vecinos abandonen sus viejas construcciones, que serán demolidas en el acto; cada familia, una vez que deje su casa en el barrio Kennedy, firme el acta correspondiente y proceda a ocupar la nueva vivienda, deberá abonar una cuota mensual de dos unidades reajustables durante doce años

Con la presencia del presidente Luis Lacalle Pou, varios ministros y autoridades nacionales y locales, se cumplió en la víspera el inicio del realojo de los integrantes de 375 familias del asentamiento Kennedy a sus nuevas viviendas, construidas por la Intendencia de Maldonado.
Se espera que el proceso culmine a fines del año en curso cuando todos los vecinos abandonen sus viejas construcciones, que serán demolidas en el acto.
Cada familia, una vez que deje su casa en el barrio Kennedy, firme el acta correspondiente y proceda a ocupar la nueva vivienda, deberá abonar una cuota mensual de dos unidades reajustables durante doce años.
Cuando ese período culmine, cada familia será propietaria a pleno derecho de la casa que el gobierno departamental levantó en el predio de cuarenta hectáreas adquirido años atrás.
Enrique Antía sostuvo que la decisión política de erradicar los asentamientos para dotar a las familias de casas dignas, se remonta a su primer período de gobierno 2000-2005 cuando en el departamento alrededor de tres mil familias vivían en distintos asentamientos del departamento de Maldonado. Antía explicó que para lograr el mayor desarrollo del departamento de forma paralela debe establecerse políticas que alcancen el equilibrio social.

Área social
“Es básico que en un departamento como Maldonado haya ese equilibrio, por eso la IDM tiene no solo el tema asentamientos en la mira, sino una inversión de más del 30% del presupuesto invertidos en el área social para lograr ese equilibrio”, afirmó Antía. En ese primer período se pudo erradicar una importante cantidad de asentamientos como Granja Cuñetti, Maldonado Nuevo, Barrio Elisa, San Jorge, entre otros. Fueron, en total, 1250 familias que pudieron acceder a viviendas dignas.
Antía recordó que apenas asumió en su segundo periodo, 2015-2020, decidió armar un gran equipo de trabajo con la firme decisión de mejorar la calidad de vida de muchísimas familias que residían en distintos asentamientos. Así se pudo instrumentar el realojo de los vecinos de El Placer los que también se encuentran residiendo desde hace tiempo en el predio que ayer recibió a varias familias del Kennedy. Para establecer y encontrar soluciones el gobierno departamental concretó una política de estado en serio para lo cual convocó a todos los partidos políticos, dijo el jefe comunal.
En el 2015, en el primer año de su segundo mandato, consiguió el apoyo político para llevar adelante una fuerte compra de tierras destinada al realojo de las familias.
En el marco de conseguir apoyos, Antía recordó que fue a pedirle al presidente Luis Lacalle Pou el apoyo necesario para lograr el monto necesario para construir las viviendas y el resto de la infraestructura barrial. “La garantía soberana se firmó en 2022 y estamos empezando 2024 y ya estamos realojando en un lugar donde había campo”, expresó Antía.
“Todo esto es posible gracias a un pienso y a un corazón”, añadió. Durante su alocución, Antía invitó a una de las integrantes del equipo que aconsejó a los vecinos. Flavia Corbo explicó que el proceso comienza en 2015, con el censo y el trabajo en territorio para llegar a concluir en la necesidad de un realojo inminente.
Corbo recordó que el 98% aceptó al realojo y afirmó que trabajaron para escuchar a los vecinos que pudieron elegir con quién mudarse, conforme a afinidad.

Lacalle destacó el trabajo de Antía y de su equipo
Por su parte, el presidente Luis Lacalle Pou destacó el trabajo llevado adelante por el intendente Enrique Antía y los integrantes de su equipo de trabajo. Lacalle Pou no ocultó las dudas que le generó cuando Antía desplegó unos planos en su mesa de trabajo y le explicó que expropiaría el predio para el realojo de las familias. “Haberse decidido por este terreno, al tener cercanía del antiguo asentamiento, era fundamental porque sino se cambiaba el orden de vida”, destacó Lacalle. “Se pudo cumplir con la expropiación, se pudo conseguir el dinero y hoy impresiona ese trabajo de cómo se fue componiendo, de cómo cada uno que vive en el barrio termina siendo fundamental en la convivencia”, insistió. El presidente Lacalle Pou destacó el nivel que registra el departamento de Maldonado al exhibir las mejores tasas de actividad y de empleo del mercado laboral.