Una investigación del Centro Coordinador de Emergencias Departamental (CECOED) de Maldonado que se centró en las redes sociales, les permitió determinar cómo se venían manejando los organizadores y finalmente dar con la fiesta clandestina de la que participaban al menos 560 personas en la madrugada del sábado 20 de marzo. En ese sentido, el responsable del CECOED, Mauricio Souza, explicó que “desde hace un tiempo veníamos trabajando en la zona de Sauce de Portezuelo en base a datos que indicaban convocatorias a fiestas de estas características”. Se manejaron “distintas líneas de acción y hubo una coordinación con varias instituciones hasta dar con la información real sobre la realización del evento en el barrio Bahía del Pinar”.
Souza indicó que se trata de una tarea ardua porque en muchas ocasiones “tenemos el dato, pero es difícil determinar el lugar exacto”. La confirmación llegó también a través de una llamada al 911 por parte de los vecinos y, a partir de ese momento, se generó el operativo con dos equipos del CECOED integrados por personal de la Jefatura de Policía, Bomberos, Caminera, Prefectura, y las direcciones generales de Gestión Ambiental y Tránsito de la Intendencia de Maldonado.
Como resultado se constató la presencia de al menos 560 personas que fueron disipadas en forma pacífica, se procedió a la incautación de los elementos y se dio cuenta a la Fiscalía de turno. Además, se logró identificar al responsable que fue notificado sobre la situación.